Un torbellino llamado Taylor Lautner

Entretenimiento

Un torbellino llamado Taylor Lautner

El actor cuya fama ha subido como la espuma regresa a las pantallas grandes hoy con el thriller de acción Abduction. Lee nuestra entrevista con él

Taylor Lautner en la cinta Abduction
Foto: Lionsgate
A sus 19 años, Taylor Lautner tiene casi tanto trabajo como popularidad. Su nombre se hace más conocido con el estreno de cada una de las cintas en las que participa, como es el caso ahora con Abduction, la cual se estrena este viernes en las salas de cine de Estados Unidos. Le cuesta trabajo asimilar el giro que ha tomado su carrera, mientras trata de vivir con la mayor normalidad posible.

"Todo ha pasado muy rápido en mi vida, con cosas que no esperaba que ocurrieran. Si hace dos años me hubieses preguntado si imaginaba estar aquí, te hubiese dicho, definitivamente, no", expresó. "Es muy importante para mí tratar de mantener una vida lo más normal posible. Salgo a cenar, paso tiempo con mis amigos, hago cosas normales. A veces no es fácil, pero trato de que nada me impida hacerlo".

Es precisamente la posibilidad de llevar una vida sencilla lo que le hace identificarse en un principio con Nathan, personaje que interpreta en Abduction. "Es un joven común y corriente que sale a divertirse con sus amigos, que discute sus papás...", agregó. Pero hasta ahí llega la facilidad de imaginarse en los zapatos de Nathan, pues son muchas las complicaciones que surgen mientras el relato transcurre.

"Mientras filmaba trataba de entender a este personaje, quien se da cuenta de que toda su vida es una mentira. Traté de verlo desde afuera y preguntarme: '¿Si me diera cuenta de que toda mi vida es una mentira, que haría? ¿Dónde empezaría a buscar respuestas? ¿Dónde buscaría la verdad?' No tengo idea de qué haría en esa situación y es exactamente como el personaje se siente. '¿A dónde voy? ¿En quién voy a confiar?', esa es la gran pregunta. Si has sido engañado toda tu vida por tus padres, sentirías que no puedes confiar en nadie", continuó.

Lautner interpreta en Abduction a un joven que, sin saberlo, se ve inmerso en un mundo de espionaje. Cuando encuentra una foto suya de pequeño en un sitio web de personas desaparecidas, se da cuenta de que quienes él creía eran sus papás no lo son y de que toda su vida es una mentira creada para esconder un peligro muy misterioso.

"Mi personaje experimentó cambios emocionales durante el proceso. Darse cuenta de que todo lo que conoces es una mentira, es emocionalmente intenso, en especial cuando tienes 18 años. Fue muy retante emocionalmente como actor, pero me gustó la experiencia", sostuvo respecto al proceso de filmación que, en el verano pasado, se extendió por tres meses en Pittsburgh, Pennsylvania.

Las escenas de acción son pieza clave en este relato cinematográfico, lo que resultó emocionante para un joven actor acostumbrado a jornadas físicas intensas. Lautner fue campeón de artes marciales desde muy niño y más tarde aprendió la disciplina del entrenamiento en un gimnasio. A eso se suma el hecho de que, por exigencias del guión, antes de iniciar el rodaje tuvo que tomar clases de boxeo y convertirse en un experto manejando motocicletas.

"Tuve escenas intensas a nivel físico. Hablo de muchos stunts, escenas de peleas y muchas cosas que no había hecho. Fue divertido, pero a la vez muy retante", añadió. "Es un thriller, esa es mi parte favorita. Hay mucho suspenso y a menudo tienes que preguntarte qué será lo próximo. Es un personaje que comienza una búsqueda de muchas respuestas y eso mantendrá a la gente al borde de sus asientos", resumió Lautner, quien dijo con humor que, contrario a lo que algunos puedan pensar, no vive en un gimnasio para mantener su condición física. Cuatro o cinco días a la semana le parecen suficientes.

no votos

que opinas

COMENTARIOS