Rodrigo Vidal, entre dos amores

Entretenimiento

Rodrigo Vidal, entre dos amores

Paula Arcila, Rodrigo Vidal y Adrián Más en la obra de teatro "Taxi: Más de dos son multitud". 

Foto: Cortesía El Idearium

En la obra Taxi: Más de dos son multitud, que se presenta hasta diciembre en el Teatro de Bellas Artes de Miami, el actor mexicano Rodrigo Vidal encarna a un taxista polígamo que tiene dos hogares. Combinando bien sus horarios y rutas, él logra mantener contentas a sus dos esposas hasta que un accidente lo pone en peligro de ser descubierto.

“Esta podría ser una historia muy dramática pero le damos un giro de comedia”, cuenta Vidal. “La tragedia ajena puede ser una gran comedia para los demás. Mientras no te pase a ti, todo está bien”.

Justo cuando estaba a punto de estrenar la obra, Vidal vivió una experiencia nada digna de risa cuando tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para que le extirparan una piedra en el riñón. “Me ocasionó un dolor terrible”, recuerda el actor, “pero salí airoso. Aquí se aplica eso de que ‘el show tiene que continuar’”.

El mexicano de 39 años, quien también graba la telenovela Rosario en Miami, confiesa que cuando era más joven también se vió dividido entre dos amores. “Alguna vez en la escuela secundaria cometí el error de tener un par de novias de manera simultánea. Está mal hecho y me arrepiento porque se enteraron y lastimas a la gente”, confiesa. “Me parece terrible jugar con los sentimientos. No se vale”.

En la divertida puesta en escena, la conductora radial colombiana Paula Arcila, quien hizo su debut actoral en Los monólogos de la vagina, encarna a Luz Dary, una de las esposas engañadas del taxista. “Es una mujer enamoradísima de Juan y todo se lo cree”, dice ella sobre su ingenuo personaje, y añade risueña: “¡Algún día fui Luz Dary, pero ya no!”.

Otra pieza clave en la obra es el actor cubano Adrián Más, quien encarna a uno de los policías investigando el extraño caso del taxista con dos residencias. “Me gusta reconectarme con el teatro. El escenario me reoxigena. Lo necesito”, confiesa Más, quien ha protagonizado las películas Paraíso y Jaque Mate, y quien recién terminó de grabar el rol protagónico de la trama de suspenso Mediterranean Blue en España, junto a su compatriota Mario Cimarro y la actriz dominicana Celinés Toribio.

“Celinés fue fabulosa. Me ayudó mucho con el inglés”, confiesa Más, quien se aprendió el guión en la lengua de Shakespeare por fonética para este proyecto cinematográfico. “No se lo recomiendo a nadie”, ríe sobre esta hazaña, y espera volver a compartir escenas con Toribio en la película María Montez: la reina del technicolor, que se grabará próximamente en República Dominicana.

no votos

que opinas

COMENTARIOS