Rashel Díaz nos presenta a su nuevo amor

Noticias

Rashel Díaz nos presenta a su nuevo amor

La copresentadora de Levántate (Telemundo) nos habla de su nuevo novio y su vida en Puerto Rico

Rashel Díaz y Lisandro Rodríguez
Foto: Cortesía de Rashel Díaz
Cuando menos lo esperaba el amor llegó nuevamente a la vida de Rashel Díaz.

Tras divorciarse hace unos tres años del productor musical venezolano José Miguel Velásquez, Díaz vivió un intenso romance de casi dos años con el ingeniero cubano Daniel Sánchez, de 25 años.

Sin embargo, al mudarse a Puerto Rico en julio del 2008 para animar el programa matutino Levántate (Telemundo), la relación se enfrió. Según Díaz, de 36, la distancia (ya que Sánchez vivía en Miami) y la diferencia de edad de más de diez años entre ambos influyeron en la ruptura, que ocurrió en junio del 2009, y que según ella no tuvo nada que ver con terceras personas.

"Fui muy feliz con él pero decidimos dejarnos ir'', cuenta Díaz. "Yo no quería troncharlo. El se merece vivir cada etapa hermosa de la vida como la he vivido yo''. La cubana cuenta que el hecho de ella no querer tener más hijos también jugó un papel, ya que Sánchez deseaba algún día ser padre.

Después de unos meses soltera, Cupido volvió a flechar a Díaz en septiembre del 2009, cuando se reencontró con Lisandro Rodríguez, un viejo amigo de su familia.

Rodríguez, de 36, es divorciado al igual que ella y tiene dos hijos de las mismas edades de los de Díaz. Se hicieron novios durante un romántico fin de semana juntos en Nueva York, donde pasearon en caballo por el Parque Central y se fueron de compras en Soho. Según Díaz, pasan cada fin de semana juntos, ya que Rodríguez –que vive en Miami– viaja a Puerto Rico dos veces al mes al igual que ella a Miami.

En Puerto Rico disfrutan de la playa, ya que Díaz vive a unos pasos del mar en un lujoso edificio en Isla Verde, y en Miami pasean en el barco de él y salen a bailar.

La primera vez que lo presentó a sus hijos, Juan Daniel, de 11 y Daniela, de 6, fue en una fiesta de Halloween, para la cual –a regañadientes– Díaz vistió a su amor de pirata. El hecho de que su nuevo novio sea joyero también tiene sus ventajas, ya que le regaló un anillo que según ella nunca se quita.

Sin embargo, lo que más aprecia es la seguridad emocional que ha traído a su vida. "Me da ese complemento que uno necesita como mujer'', dice Díaz. Eso además de la gran atracción física que según ella existe entre ambos. "Yo lo miro y me encanta'', dice entre risas. "Me desquicio''.

no votos

que opinas

COMENTARIOS