Pedro Telemaco, el mujeriego encantador de "El Clon"

Entretenimiento

Pedro Telemaco, el mujeriego encantador de "El Clon"

El actor boricua que le da vida a Osvaldo Medina en la telenovela de Telemundo nos habla de su personaje y del hambre que tiene de seguir actuando

Pedro Telemaco
Foto: Noé Herrera / Media Connection
Para muchos, el nombre de Pedro Telemaco es conocido, pero sin lugar a dudas, Osvaldo Medina, el mujeriego dicharachero que este puertorriqueño interpreta en la telenovela El Clon (Telemundo), llega más rápido a la mente.

Con un enorme talento y una versatilidad a la hora de construir sus personajes, el actor boricua que hace un par de años le dio vida al músico Pedro Knight en el musical Celia sobre la vida de la Guarachera de Cuba, se ha convertido en un hombre descomplicado que le pone mucho picante a la trama de la telenovela grabada en Colombia.

"Aqui me convertí en Osvaldo, que es un mujeriego y bailador de salsa que vive de las noches. Además es un hombre que juega fútbol con sus amigos y no tiene mayores problemas en la vida, tiene una jeba (novia) que es Dora, la madre del clon y es alguien que afronta la vida sin preocupaciones", comenta el actor de 42 años.

Pero aunque Telemaco afirma que cuando tenía 20 años se parecía en algo a Osvaldo, ahora en la vida real no tiene nada que ver con él. Eso sí, admite que ha conocido a muchos personajes con esas características fuera de la pantalla chica y que se inspiró en algunos de ellos para darle vida a este tipo.

"Él no es un hombre profundo, no tiene mucha materia gris y puedo decir que yo como caribeño conozco a Osvaldo porque lo he visto muchas veces yendo por la vida viviendo el momento. Muchos que en la noche enamoran a todas hasta que en un punto tienen que madurar".

Y aunque este puertorriqueño reconoce que cada vez que se mete en la piel de un nuevo personaje el trabajo es arduo, asegura que la clave para que le salgan las cosas bien es disfrutar todo lo que hace, pues insiste en que si no es así, no tendría la magia que embruja su carrera.

"Esta ha sido una experiencia muy grande para mí y me la gozo al máximo pero estoy con hambre de conocer más Colombia y experimentar el oficio en este país donde estoy contagiado con el respeto que aquí se le tiene a la profesión y con la gente".

Al ser consultado sobre los mosquitos y las avispas que se han ensañado con algunos actores como el protagonista, Mauricio Ochmann, en unos estuidos ubicados a las afueras de Bogotá, el boricua se ríe y tiene su propia explicación para decir por qué con él no se meten los insectos.

"No he tenido ese problema, en mi caso particular los mosquitos se han hecho mis amigos porque mientras he visto compañeros actores y técnicos que han sufrido el maleficio de las moscas, en mi caso ni me miran y quizá sea porque se quieren ganar el cielo conmigo o los espanto con la salsa que tengo en las venas".

Y sobre el futuro de Osvaldo en la historia y queriendo saber si seguirá con su pasión y adicción por las mujeres o si finalmente pondrá los pies en la tierra, Telemaco prefiere ser prudente.

"No quiero anticiparme a la trama, pero les aseguro que es muy divertida y que el triángulo amoroso va a estar un rato dando vueltas y van a pasar 20 años antes de que vean a un Osvaldo distinto".

no votos

que opinas

COMENTARIOS