Paulina Rubio presenta contrademanda de divorcio

Noticias

Paulina Rubio presenta contrademanda de divorcio

La cantante está de acuerdo en que la ruptura del vínculo matrimonial es irreparable, pero se niega a que Colate sea el guardián principal de Andrea Nicolás; además plantea que su esposo quiere obtener beneficio económico del proceso

 

Paulina Rubio
Foto: Robert Benson / Getty Images

Paulina Rubio respondió a su esposo, Nicolás “Colate” Vallejo-Nágera, con una contrademanda a la solicitud de divorcio que él presentó el pasado 12 de marzo. La cantante radicó el recurso legal en la Corte de lo Familiar en el Condado de Miami-Dade, un día después de esa fecha, estableciendo puntos opuestos en casi todos los argumentos planteados por Colate.

Lo primero que se hace claro en los documentos presentados por la cantante es que hubo un acuerdo prenupcial que establece una separación de bienes. Es decir, que cada cónyuge conserva la propiedad y administración de los bienes que le pertenecen y que los frutos de esos bienes no serán comunes; y que los salarios, sueldos y ganancias que obtengan por servicios personales serán propiedad de cada uno.

Rubio admite que la ruptura del vínculo matrimonial es irreparable y que ambas partes deben compartir las responsabilidades que implica cuidar del hijo que tienen en común, pero se rehúsa que su esposo sea el guardián principal de Andrea Nicolás.

En el documento se establece que él nunca cuidó del pequeño por más de algunas horas y que, además, mientras estaban en Florida, Rubio tuvo que contratar una niñera, pues Colate invertía su tiempo en actividades de ocio, en lugar de buscar un empleo.

La cantante plantea que, aunque es cierto que viaja constantemente por su carrera, no es Vallejo-Nágera quien se ha hecho cargo del niño por él solo. No sólo Rubio es una mamá responsable, sino que tiene una niñera a tiempo completo que la asiste en el cuidado del niño y que, aunque acepta que el español es un papá amoroso, de acuerdo con la ley de Florida, él necesita contribuir económicamente al mantenimiento mensual y futuras necesidades financieras del hijo.

En cuanto al seguro de vida que Vallejo-Nágera exige, Rubio alega que es responsabilidad de ambos obtenerlo para beneficio de Andrea Nicolás, y entre ambos deberían nombrar a un guardián responsable de dicha póliza.

Paulina Rubio

Copia demanda

Foto: Miami-Dade County

Por otro lado, Rubio establece que no existen bienes matrimoniales que deban ser distribuidos entre las partes. Asimismo, niega que su esposo haya contribuido al éxito de su carrera profesional y que las alegaciones de Colate son claramente un intento para obtener beneficio económico.

La cantante hace énfasis en que éstas son una fantasía de su esposo y que de ninguna forma él ayudó a que su carrera como artista haya avanzado, por el contrario, el matrimonio sufrió un gran estrés porque Vallejo-Nágera jamás buscó trabajo alguno, a pesar de que Rubio le consiguió la residencia permanente para trabajar legalmente en Estados Unidos.

En la contrademanda se explica que, por lo tanto, no es cierto que Vallejo-Nágera haya descuidado su trabajo en España, ya que virtualmente no tenía trabajo alguno que pudiera sufrir pérdidas al casarse con una residente estadounidense y moverse a vivir a Miami con ella.

Rubio agrega que él cuenta con la salud, educación y capacidad de encontrar un trabajo que le genere ingresos monetarios si hiciera el esfuerzo para ello.

Rubio no está de acuerdo en que a ella le toque asumir los gastos legales de su esposo en este proceso por lo establecido en la separación de bienes.

Por último, la cantante responde a la disolución del matrimonio, recurso legal al cual no tiene objeción alguna. Está de acuerdo que la pérdida del vínculo matrimonial ya es irreparable, pero ya que se niega a que Colate sea el guardián principal de Andrea Nicolás, propone que la custodia del niño sea compartida, pero siendo ella quien deba tener el rol predominante en su crianza.

Se especifica que Andrea Nicolás vive predominantemente con la cantante y que, hasta el momento, el papá no ha contribuido a su manutención. Rubio pide a la Corte de Miami-Dade que el apoyo económico para la educación del niño se haga entre ambos papás.

no votos

que opinas

COMENTARIOS