Paola Turbay, una actriz sin corona

Entretenimiento

Paola Turbay, una actriz sin corona

Sin necesidad de recurrir a sus triunfos en concursos de belleza, la colombiana está en varias series estadounidenses y su nombre comienza a brillar

Paola Turbay
Foto: METRO PR
Hablar de Paola Turbay en Colombia es hablar de uno de los personajes más queridos de todo un país. Hace casi 20 años, cuando esta bella mujer ocupó el segundo lugar en Miss Universo, no sólo se echó al bolsillo a los colombianos sino que comenzó una carrera llena de mieles que por años la convirtió en uno de los rostros más consentidos en la televisión nacional.

El tiempo pasó y justo cuando Paola tocaba el cielo con sus manos y los productores se peleaban por tenerla en sus proyectos, la ex reina de belleza empacó maletas, guardó sus coronas, convenció a su esposo y a sus dos hijos de seguirle los pasos y se fue volando para Los Ángeles en lo que muchos llamaron un salto al vacío.

Aunque todavía no le han dado ningún papel protagónico, su nombre ya comienza a sonar en varios programas de la televisión estadounidense y, entre sus logros, está haber participado en series como The Secret Life of the American Teenager (ABC), The Closer (TNT), Meteor (NBC), Californication (Showtime) y Caine (CBS).

Con esa simpatía que la caracteriza, la ex virreina universal nos contó que en Estados Unidos no la persiguen los paparazzi, que no la paran para pedirle autógrafos, que no cuenta que fue reina y, aunque suene increíble, nos confesó que a veces ser tan bella le ha traído problemas. A ella eso no le quita el sueño y sigue "pa'lante", al menos hasta que logre entrar entre las favoritas de la televisión en inglés. "She Speaks English".

Eres uno de los rostros latinos más recurrentes en la televisión en inglés actualmente, ¿cómo te sientes?
Bueno sí, hay muchas cosas pasando conmigo. Estoy en The Secret Life of the American Teenager, en la segunda temporada de la serie y la verdad hemos tenido un rating impresionante. Se han batido todos los récords y es un programa que se ha convertido en una herramienta útil para que los niños hablen libremente con sus papás sobre sexo y otros temas tabú. Ahí tengo el papel de una madre soltera y trabajadora que se mata por su hija, que es medio promiscua, y que trata de darle lo que no tuvo. También hice una enfermera en la serie Meteor y a una policía en The Closer.

¿Y allí cómo te fue interpretando a Nikki Mendoza, una oficial lesbiana?
Muy bien. Fue un personaje que me gustó mucho y sé que en Colombia el haber sido una lesbiana lo pusieron como todo un suceso porque no es común ver a ese tipo de personajes en la televisión. Vemos que ese tema allá es más tabú que el homosexualismo en los hombres y bueno interpretarlo para mí es súper Chévere porque a diferencia de Secret life... este es otro show donde soy una policía súper pila, súper enfocada y súper fuerte física y emocionalmente que da patadas, se lanza de los autos y está cargada de mucha acción; el hecho de que sea lesbiana es solo un rasgo más de la sicología y la estructura del personaje.

En Colombia te pintan como una triunfadora total en la televisión en Estados Unidos, ¿tú te comes ese cuento?
Me gusta sentir ese cariño de mi gente y que digan que soy un éxito rotundo, pero uno que está acá sabe que para los latinos no es tan así, sino que es un logro de una latina más que hace un crossover al mercado americano. Yo no puedo decir que aquí ya alcancé el éxito. En mi país hice roles protagónicos y me iba bien, pero aquí tuve que hacer borrón y cuenta nueva pues aunque tengo 20 años trabajando en television, aquí no tengo ni el nombre ni la representación y no me creo el cuento de que soy una estrella. Pero haber entrado a un lugar donde nadie me conoce, empezando desde cero e irme ganando los roles a punta de audiciones es un éxito en mi carrera. Yo sé que no le intereso a los paparazzi ni me piden autógrafos como si pasaba en Colombia, pero bueno, estoy contenta y sigo en la lucha.

¿Y qué pasó hace dos años en la serie "Cane"? Te fue mal ahí, ¿no?
No, un momentito. Aclaremos las cosas. No es que me haya ido mal, nos fue súper bien, pero lastimosamente coincidió con la huelga de escritores que hubo y que duró cuatro meses y eso afectó todo, pues el proyecto quedó paralizado, los shows todos fueron cancelados y se dispersó mucho la audiencia. No tuvimos suerte.

¿Y en las audiciones te abren paso por haber ocupado el segundo lugar en Miss Universo en 1992?
No, qué tal (se ríe). Aquí yo no le digo a nadie que fui señorita Colombia o que fui segunda en Miss Universo, eso no lo cuento. Prefiero que las cosas sean así, pues creo que aquí además el cuento de haber sido reina de belleza y luego pasar al cine o a la televisión no es tan respetable como en nuestros países, entonces soy de las que me quedo callada con eso y hago la fila como todas las demás en las audiciones que salen.

Pero ser bonita te ha servido ¿o ahora nos vas a decir que no?
La verdad en Colombia y en los países latinos la belleza sirve mucho, para qué lo vamos a negar, pero aquí en Estados Unidos no tanto, aquí les gusta ver las cosas reales. A veces incluso he perdido papeles porque dicen: "no, usted es muy bonita para hacer ese personaje" o "no tiene el nombre para protagonizar", entonces me toca hacer la fila y audicionar para hacer el papel de la mejor amiga de la protagonista.

¿Entonces no hay momentos en los que hubieras preferido ser parte de las feas con suerte?
No mijito (se ríe), tampoco. Me siento feliz con lo que la naturaleza me ha dado y lo que me digo cada vez que pasa algo así es que voy a seguir pa'lante con mi carrera a ver hasta donde llego.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA DEL ARTÍCULO AL FINAL DE LA NOTA

no votos

que opinas

COMENTARIOS