Pablo Azar es de armas tomar

Entretenimiento

Pablo Azar es de armas tomar

El actor habla con Peopleenespanol.com de ser policía en Corazón valiente, de su relación con Adriana Fonseca y de cómo tuvo que aprender a hornear para este nuevo rol.

Pablo Azar

Foto: Cortesía de Media Concepts PR

Aunque la telenovela Corazón valiente (Telemundo) ya tiene tiempo en el aire, Pablo Azar llegó preparado con sus habilidades de cómo manejar un arma para convertirse en Gustavo, un policía que vende pasteles. Además tratará de robarle el corazón a la protagonista (Adriana Fonseca).  Pero no todo ha sido fácil para el actor mexicano de 27 años al tener que aprender un poco de pastelería para su personaje y en entrevista con Peopleenespanol.com nos contó todo.

¿Qué ha sido difícil al incorporarse a Corazón valiente?

Te confieso que entrar a la mitad de la telenovela si sentí un poco más presión que en otras ocasiones. Porque ya hay un equipo integrado, incluso hay chistes internos entre los actores o entre la gente de producción y como que el nuevo no entiende. Entonces me sentía como el niño nuevo de la clase. Pero me recibieron muy bien, con los brazos abiertos, y muy contento con el personaje porque de verdad que es muy bonito. Es muy diferente de lo que había hecho antes. Es la primera vez que hago de policía.

¿Quién es Gustavo?

Él es policía, pero a la vez es pastelero y es como una mezcla de blanco y negro. Tiene su lado valiente, fuerte, heroico y también es dulce, tierno y enamoradizo. Estoy muy emocionado con la respuesta del público, ha sido bastante buena.

¿A algunos les gustaría que Gustavo se quede con Ángela…que opinas?

Hay opiniones dividas. Como un público que se identifica más con un personaje que con otro, pues toda la gente es diferente. Alguna gente me escribe que quieren que Ángela [Adriana Fonseca] se quede conmigo. Creo que depende de la circunstancia de cada persona y qué tanto se identifican con mi personaje o con el otro.  Pero estoy feliz mientras les guste mi trabajo no me importa con quién se quede el personaje al final.

¿Cómo te preparaste pare el personaje?

Como hice de maleante anteriormente en la novela Aurora, por ese lado ya sabía cómo manejar armas. Pero me costó trabajo en el lado de pastelero porque si hay algo que soy muy malo es en la cocina. Soy muy mal cocinero. No sé hacer ni un pastel. Por el lado de la cocina se me complicó un poco más que del lado de las armas y las peleas. Entonces mi esposa (Claudia Caicedo) me tuvo que pasar unas tres recetas de pasteles.

¿Trabajar con Adriana Fonseca?

Cuando trabajé con Adriana en otra telenovela éramos hermanos. Cuando uno hace esos personajes uno se termina sintiendo como tal. Hay actrices que han hecho de mi mamá, hasta la fecha les sigo llamando “mamá”. Ahora en esta novela que me toca hacer de pareja de Adriana, al principio fue un poco difícil porque nos sentíamos más como hermanos de como pareja. Pero la relación con Adriana es excelente, ella es una chica muy profesional y está muy entregada a trabajar en equipo. Estoy muy contento de trabajar con ella.

¿Qué es lo que vamos a ver en los próximos capítulos?

Hay muchas escenas de acción, pelea, rescate y aventura. La gente va a ver a un Gustavo sufrir. Siempre lo van a ver ilusionándose y desilusionándose. No puedo contar más.

no votos

que opinas

COMENTARIOS