Osmín Hernández y el reto de cambiar físicos

Entretenimiento

Osmín Hernández y el reto de cambiar físicos

Este entrenador, quien regresa hoy con su programa de telerrealidad, hace hasta lo impensable para lograr su objetivo

Osmín Hernández

Foto: Cortesía de Nuvo TV

Cuando se hace una búsqueda en YouTube bajo el nombre de Osmín Hernández, uno de los primeros vídeos que aparece tiene por título “El entrenador más sicótico del mundo”. Eso nos da ya una idea de cómo es el presentador de Operation Osmin, programa que inició el viernes 13 de enero su segunda temporada, a las 10:00 p.m., por el canal Nuvo TV.

Hernández, un cubano formado con disciplina militar y quien está obsesionado con el ejercicio, vuelve a la carga esta noche para lograr, sin importar los métodos necesarios para lograrlo, que 20 personas transformen sus cuerpos, sometiéndose a dietas rígidas y sesiones muy intensas de ejercicio.

“Tengo que romperte para hacerte de nuevo”, afirma para describir su filosofía tan radical de entrenamiento. “Conozco a muchos entrenadores que se hacen amigos de sus clientes. Si eres mi cliente, no soy amigo tuyo. No hay arreglos… hago mi trabajo y tú haces el tuyo”.

Durante los programas que forman este nuevo ciclo, Hernández quiere mostrar cómo logró que los participantes perdieran el miedo de retarse a sí mismos, aunque lograrlo implicara, en ocasiones, hacerlos llorar.

Las 20 personas que aceptaron someterse al peculiar estilo de este entrenador, según él, lograron un cambio en su vida. “Hubo muchos problemas y habrá quien piense que fui demasiado duro con ellos, o demasiado loco”, agregó.

Uno de los casos más llamativos de esta nueva temporada podría ser el de Jeff, un bombero que debía perder 30 libras. “Fui a su casa y le eché miel por la cabeza porque trataba de engañarme con la dieta que hacía, además le puse cinta adhesiva en los genitales para que dejara de tener sexo. En mi régimen no se puede tener sexo durante 30 días”, explicó sobre algunos de los momentos que se incluirán en la transmisión.

Otra regla que Hernández impone con agresividad es que no se puede consumir bebidas alcohólicas durante el entrenamiento. La dieta se limita a ensalada, pescado y agua. Por eso los castigó al principio del programa cuando encontró algunos de ellos tomando cervezas.

Hernández no se detiene y se prepara para empezar a grabar la tercera temporada en marzo próximo. Afirma que tiene “mucho trabajo” por hacer, pues este asunto de mejorar la mente y el cuerpo es “un proyecto grande”.

“No hay final. El mundo es un gran gimnasio y hay que hacer ejercicios”, concluyó quien ha sido entrenador de figuras como Anna Kournikova y Emilio Estefan.

no votos

que opinas

COMENTARIOS