Niurka Marcos se desnuda otra vez

Noticias

Niurka Marcos se desnuda otra vez

La vedette cubana nos habla en exclusiva sobre su nuevo calendario, en el que aparece como Dios la trajo al mundo, y nos dice por qué se desnuda

Niurka Marcos
Foto: Álex Salas
Ver a Niurka Marcos con poca ropa no es noticia, pero verla como Dios la trajo al mundo, sí que es un espectáculo que ha comprobado tener el poder de paralizar a todo México. Sólo basta con recordar la edición de febrero del 2007 de la revista Playboy de México, en la que la vedette cubana apareció completamente desnuda. Los primeros 200 mil ejemplares de dicha publicación se agotaron ¡en tan sólo dos días!, convirtiéndose así en el número más vendido de dicha revista en el país azteca hasta ese momento. Tal fue el revuelo que causaron las sensuales imágenes de la vedette cubana que a mediados de marzo del mismo año, la publicación lanzó un número especial conteniendo unas 50 fotos aún más atrevidas.

Ese mismo alboroto espera generar la también actriz de 41 años con su nuevo calendario, que se titula La emperadora, y en el que aparece como Dios la trajo al mundo. Marcos posó para el lente del fotógrafo Alan Martin, utilizando como escenario las playas de Acapulco, México.

La controvertida bailarina habló en exclusiva con PeopleEnEspanol.com sobre su calendario, que ya está a la venta en CompraTodoAqui.com

Cuéntanos un poquito sobre este calendario...
Muy padre, muy padre el proyecto. Bendito sea Dios que me hizo como yo lo quería... o sea, la imagen de una mujer al desnudo, muy artístico, con la naturaleza y con todos los detalles bien bonitos que inspiran libertad y que inspiran tranquilidad, paz, armonía.

Ya haz hecho calendarios en el pasado. ¿Qué trae éste de diferente?
Muchas sorpresas. Primero, es una producción hecha por Niurka. Segundo, es una fusión de la Naturaleza con el cuerpo desnudo de una mujer. Es una producción que trae un desnudo artístico extraordinario. Es una producción muy, muy fina. Muy bonita.

¿Qué hace a una mujer como tú decidirse a posar desnuda? ¿Qué te da ese valor?
Pues creo que dos cosas. Primero, la seguridad en mí como mujer, como ser humano, como madre, como guerrera, como cabeza de familia. Es una paz interior que es delicioso sentirlo. Por otro lado, somos mujeres empresarias. Checamos lo que está de moda en el mercado, nos damos cuenta y podemos en una balanza de cuáles de nuestros puntos y perfiles se pueden explotar, y te conviertes en una empresaria de tu propia vida. Por eso es que Niurka puede disfrutar de posar al desnudo y negociar con este perfil de su imagen, porque primero tiene el físico para hacerlo y por otra parte es lo que hoy en día vende. Eso sí, de la manera que a mí me gusta, sin caer en la pornografía ni en nada grotesco.

Y, ¿permitirías que tus hijos vieran las fotos?
Mi amor, ellos estuvieron conmigo en la producción ayudándome en todo. Claro. Ellos son mis principales cómplices. Realmente todo lo que hace Niurka para sus hijos, son ellos a los primeros a los que les pregunto cualquier cosa, cualquier decisión. Cuando decidí hacer mi libro, cuando decido hacer un calendario, cuando decidí posar para Playboy, ellos estuvieron presentes. Ellos me ayudan, me apoyan. Ellos están muy orgullosos de haber participado tras bambalinas en el proyecto.

¿Cuál es tu mes favorito de este calendario?
Me gustan varias. Me gusta mucho enero; me gusta la de mayo, el Día de las madres [donde aparezco] con la ancianita; me gusta mucho la de diciembre. O sea, me gustan todas. Fue una producción creada por mí cien por ciento, en todos los aspectos.

¿Qué le dirías a la gente que critique este tipo de trabajos por parte tuya?
Nada, no pierdo el tiempo realmente preocupándome por lo que piense alguna persona sobre lo que le guste o no le guste. Si lo quiere, lo compra, y si no, que se de la vuelta y compre otra cosa. El mercado es muy amplio para todos.

Anteriormente realizaste un calendario con tu antigua pareja. ¿Participó tu actual esposo, Yanixan, en este trabajo?
¡Por supuesto que sí! Él tiene una foto donde está dormido sobre mi pecho, por supuesto. Ese es el mes del amor.

no votos

que opinas

COMENTARIOS