Myrka Dellanos es nuevamente una mujer libre

Noticias

Myrka Dellanos es nuevamente una mujer libre

Tras una audiencia que duró apenas 4 minutos, la ex presentadora cubanoamericana quedó legalmente separada de Ulysses Alonso

Myrka Dellanos
Foto: getty images
Myrka Dellanos y Ulysses Alonso ya no son marido y mujer. Así lo dictaminó una corte familiar de la ciudad Miami el jueves donde la ex presentadora de 44 años acudió a darle punto final a un explosivo matrimonio de 21 meses, el cual desde sus inicios fue sacudido por escándalos de violencia doméstica y hasta una amenaza de muerte hacia Dellanos, según ésta, por parte de Alonso, de 28 años.

Luciendo tranquila ante el juez Joel Brown, Dellanos enfrentó a la prensa que llenó la mitad de la sala para presenciar esta última audiencia en un proceso de divorcio que comenzó a petición de Alonso en marzo del 2009. Dellanos, ataviada con un ajustado traje sastre, se limitó a contestar las preguntas del juez Brown en la corte, sin embargo, hablaba tan bajito que un oficial de la corte le pidió que subiera su tono de voz. Al terminar la audiencia, la ex presentadora no habló con la prensa antes de ser escoltada fuera del edificio.

El divorcio incluye un acuerdo de ambos para no hablar mal el uno del otro. Ninguna de las dos partes solicitó ayuda económica de la otra, ni se intercambió cantidad de dinero alguna durante el proceso. Ambos tendrán que cubrir de forma independiente los gastos de sus respectivos abogados. Por su parte, Alonso deberá de devolver todos los efectos personales, fotografías y documentos que tenga en su poder, tanto de su ahora ex esposa, como de su hija Alexa C. Loynaz.

La abogada de Dellanos, Marianne L. Kircher afirmó en exclusiva a PeopleEnEspanol.com: "Ella se siente aliviada de que el proceso haya terminado, y está ansiosa por seguir adelante con su vida y su carrera profesional".

Nadie se hubiera imaginado este desenlace en abril del 2008 cuando la entonces feliz pareja se casó en secreto en Miami y gozó de una ídilica luna de miel en Rhode Island. Pero en una llamada telefónica a la policía del sur de la Florida cuatro meses después, Dellanos acusó a su ahora ex de haberla agredido física y verbalmente en la casa que compartían en la ciudad de Pinecrest. Eventualmente, Alonso fue sentenciado a un año de probatoria por cargos de agresión y otra probatoria de cinco años por acecho agravado, extorsión, limitación injustificada de la libertad y allanamiento de un vehículo ocupado, todo en conexión con diferentes incidentes que éste protagonizó con Dellanos tras su separación a finales del 2008.

no votos

que opinas

COMENTARIOS