Modelos demandan a sus agencias por explotarlas y negarles comida

Entretenimiento

Modelos demandan a sus agencias por explotarlas y negarles comida

Melissa Baker.

Foto: Gary Gershoff/WireImage

Una demanda de un grupo de bellas modelos en Nueva York denuncia un mundo de abusos completamente opuesto al glamour de la pasarela, en el que supuestamente sus agencias les negaban comida, les pagaban muy por debajo de lo que cobraban por su trabajo o las obligaban a pagar precios desorbitantes por vivir en apartamentos atestados.

Según el diario New York Post, la querrella presentada en un tribunal de Manhattan contra seis agencias de modelaje retrata una industria en la que las jóvenes modelos son explotadas. "No hay nada bello en cómo la industria del modelaje en Nueva York trata a sus modelos", asegura en la demanda la exmodelo de J. Crew Alex Shanklin.

FOTOS: Las modelos docomicanas conquistan las pasarelas

En la documentación aportada al tribunal, la modelo Melissa Baker, quien fue la rookie del año de la edición de bañadores de Sports Illustrated de 2008, acusa a la agencia Click de haberle ordenado abandonar a su novio, un militar entonces destinado a Afganistán, por una "celebridad de primera fila o un deportista profesional".

La agencia, MC2 Model, puso a vivir a Marcelle Almonte con otras ocho mujeres en un apartamento de dos habitaciones en Miami repleto de literas y sofas cama, por el que le cobraban $1,850 mensuales, le dijo al rotativo su abogado, Christopher Kercher.

FOTOS: Las modelos mejor pagadas de 2015

"Teníamos sesiones fotográficas de 12 a 14 horas en el exterior y no nos daban comida", contó Vanessa Perron, otra de las demandantes. "Cuando preguntábamos, nos decían: 'Ustedes son modelos, no se supone que coman".

La joven, que entonces medía 5'11'' y pesaba 110 libras, aseguró al Post que su agencia la presionaba constantemente para que cambiara su apariencia, como perder más peso, blanquerse los dientes o acudir a un salón de camas solares porque era "demasiado blanca".

Los abusos también se extendían a los ingresos de las modelos, según la demanda. Grecia Palomares cuenta que recibió $300 de los $1,000 que debía cobrar por un trabajo, luego de que su agencia, Wilhelmina, redujera su cheque por "gastos".

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El abogado de la agencia Click, Mark Warren Moody, desestimó la querella como quejas de "aspirantes a Cindy Crawford", según el Post. 

no votos

que opinas

COMENTARIOS