María Fernanda Yepes: "Sin senos también hay paraíso"

Entretenimiento

María Fernanda Yepes: "Sin senos también hay paraíso"

La actriz que interpreta a la Diabla nos confiesa sus diabluras. Está enamorada y, aunque suene increíble, ¡se quiere reducir los senos!

María Fernanda Yepes
Foto: METRO PR
Cuando sonó el teléfono, escuchar su voz fue casi un embrujo. Con mucha picardía y frescura, María Fernanda Yepes, la actriz que interpreta el papel de Yésica, mejor conocida como la Diabla, en la telenovela Sin senos no hay paraíso (Telemundo), habló sin tapujos sobre su vida con People En Espanol.com. En entrevista exclusiva, la bella colombiana de 26 años nos contó cómo le dio vida a su personaje, las diabluras que hace en la vida real y, aunque suene increíble, reveló que a pesar de haberse levantado los senos, ¡ahora quiere hacerse una reducción!

¿Cómo te convertiste en semejante "Diabla"?
Pues mira, fue todo un proceso lleno de diabluras (Risas). Uno como actor se vale de todo para crear un personaje. Uno agarra sensaciones, emociones, imágenes de prototipos de personas en la calle y más o menos sabe que tienen esos personajes y como son. Me leí el libro y construí mi propia Diabla. Creo que algo que me sirvió mucho es que soy de Medellín, pues viví muy de cerca la época del narcotráfico de Pablo Escobar y entonces le metí mucho la forma como ese tipo de mujeres hablan, la forma de mostrarse y hasta me pinté un tatuaje para darle mayor caracterización.

En la vida real, ¿qué cosas tienes de la Diabla?
Mira, nos parecemos en la energía y en el carácter, de pronto un poco. Yo tengo un carácter fuerte, soy extrovertida y muy alegre, pero no me parezco a la Diabla en muchas cosas, ojo, no se vaya a malinterpretar, pues yo tengo una escala de valores distintos. Por ejemplo, nunca traicionaría a una amiga por dinero, no me gustaría pertenecer a ese circulo del narcotráfico, no tengo la conciencia tan mala que tiene ella ni la ambición, y tampoco nos parecemos en la forma de vestir, pues yo soy súper sencilla pa' eso. Soy hasta medio hippie y no me gusta arreglarme mucho ni ser "mostrona".

¿De vez en cuando haces tus diabluritas?
(Risas) Claro que sí, pero la verdad, soy una diabla con alma de pollo. Soy diabla cuando me pongo a hacer chistes con la gente. Me encanta hacerles bromas y maldades, pero maldades buenas. Mi personalidad es así, pues soy cero seria y soy medio alocada un poquito. Me gusta tomarle el pelo a la vida y reírme todo el tiempo y soy muy noble, muy sencilla y muy tranquila. Soy una diabla bacana.

Y en asuntos de hombres, ¿cómo los prefieres: como Marcial o como el Titi?
Como ninguno de los que están en la novela. Mira, no tengo prototipo de hombre, pero yo necesito un hombre inteligente que tenga sentido del humor. Me conquistan con eso y con la sencillez. No me gustan ni los vulgares ni los ordinarios, pero tampoco los pretenciosos que se ven ahí. Prefiero a los que usan el humor como su mayor arma de seducción (suspira).

Con esos suspiros cualquiera diría que Cupido te tiene enamorada...
Completamente. Estoy súper enamorada. Él tiene todo eso, es mi otro yo en versión hombre. Es mexicano, es el complemento perfecto, es mi mejor amigo y ustedes lo conocen, es Arap Bethke, el actor de Telemundo que trabaja en la telenovela Doña Bárbara. Ya tenemos como un año larguito y desde que nos conocimos el flechazo fue inmediato. Me cautivó su sencillez y su sonrisa.

¿Crees que en verdad sin senos no hay paraíso?
No, para nada. Es una tristeza que se tenga esa idea. Yo no estoy de acuerdo con las cirugías, salvo algo que sea necesario, o algo que te incomode o que te impide ser una persona feliz y te afecte el autoestima, pero cuando las mujeres se las hacen por ocio, sin necesidad y solo por el afán de seguir un estándar de mujer perfecta y deforman su cuerpo y su cara, ahí no estoy de acuerdo.

Pero, por ahí un pajarito nos contó que tú tienes una cirugía...
Uy, ¿cómo sabes? Pues sí, tengo la de los senos. Pero no fue por volumen ni tamaño sino por estética. Antes tenía mucho busto y me acomplejaba, pues por el peso, la gravedad hizo algo en ellas y me la hice, sí, lo acepto y lo hice porque me dije a mí misma que no era justo que a los 20 años tuviera las t...s afectadas por el efecto de la gravedad. Pero ahora me parecería bacanísimo tener menos busto. Me parece más elegante y más natural y ¿quieres que te cuente algo? Me quiero hacer una reducción de senos. Me gustaría hacérmela por comodidad, me sentiría más libre, podría usar un tipo de prendas diferentes y me parecería chévere poder interpretar personajes donde no prime la sensualidad. Cuando no las tenga te llamo y te cuento si estoy o no en el paraíso, pero lo que si creo con seguridad en este momento, es que definitivamente sin senos también hay paraíso.

no votos

que opinas

COMENTARIOS