Lindsay Lohan se libra de la cárcel; deberá ir a rehabilitación y hacer trabajo comunitario

Noticias

Lindsay Lohan se libra de la cárcel; deberá ir a rehabilitación y hacer trabajo comunitario

Lindsay Lohan.

Foto: Getty Images

Es hora de que Lindsay Lohan vuelva a rehabilitación. La actriz deberá cumplir 90 días en un centro bajo llave, recibir psicoterapia y realizar trabajo comunitario.

Así fue como la actriz resolvió su más reciente caso en la corte, que inició tras un accidente con su Porsche en Santa Mónica, el pasado verano, cuando ella estaba filmando la película para televisión Liz & Dick, en la que encarnó a la actriz Elizabeth Taylor.

Durante una audiencia este lunes en la corte duperior de Los Angeles, Lohan no refutó los cargos de haberle mentido a la policía y de conducir de forma negligente.

RELACIONADO: Revocan a Lindsay Lohan su libertad condicional y podría ir a la cárcel.

Cuando el juez James Dabney le preguntó si entendía los términos y condiciones, Lohan respondió: "Sí, su señoría". El juez dijo: "Una sugerencia: no conduzca".

Según el acuerdo, Lohan, de 26 años, evitará una pena de cárcel de seis meses por violar su libertad condicional en un caso de robo, siempre y cuando no vuelva a violar la ley. "Usted violó la libertad condicional y pues... sólo vamos a imponer sentencia y acabar de una vez", advirtió el juez.

Lohan también se enfrenta a un caso que tiene pendiente en Nueva York tras una pelea en una discoteca, pero su abogado dijo que espera que las autoridades no la juzguen a la luz del acuerdo actual.

Su padre, Michael Lohan —quien asistió a la audiencia con su propio abogado— dijo fuera de la corte: "Estoy muy contento de que [Lindsay] vaya a rehabilitación".

Recién llegada en un jet privado que aterrizó en el aeropuerto de Los Ángeles procedente de Nueva York, la actriz arribó a la corte con casi una hora de retraso (48 minutos tarde) y en medio de una lluvia de escarcha de brillos que alguien lanzó cerca de ella.

Vestida con un elegante top blanco y rosa con pantalones blancos, Lohan llevaba el pelo suelto y lacio. Alguien lanzó el brillo cerca de la exestrella de Mean Girls, mientras esta caminaba hacia la corte con su abogado, Mike Heller.

Lindsay y su distanciado padre, quienes estaban sentados a sólo ocho pies de distancia, no parecen tener ninguna interacción. El conductor del camión involucrado en el accidente se sentó dos filas detrás de Michael.

Lohan enfrentaba la posibilidad de ir a la cárcel si el juez determinaba que sus acciones en el accidente de tránsito violaron las condiciones de la libertad condicional a la que fue sentenciada por un caso de robo, pero su abogado tenía otra idea para resolver el caso penal.

Mark Heller, representante legal de la actriz, había propuesto por escrito a la fiscalía, a finales de febrero, que Lohan trabaje como oradora motivacional y realice actividades que no incluyan estar en prisión.

no votos

que opinas

COMENTARIOS