Lin-Manuel Miranda aboga por Puerto Rico en una columna en <i>The New York Times</i>

Entretenimiento

Lin-Manuel Miranda aboga por Puerto Rico en una columna en The New York Times

Lin-Manuel Miranda.

Foto: Neilson Barnard/Getty Images

El compositor y actor de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda solicitó al Congreso estadounidense este lunes en una columna en The New York Times su ayuda para sacar a la isla caribeña de su grave crisis fiscal.

"¿Qué podría yo agregar para convencer a los funcionarios electos y legisladores para que actúen? ¿Qué influencia puedo tener para cambiar las mentes y los corazones del Congreso con tal de que pongan a un lado sus diferencias y enfrenten la crisis que sufren 3,5 millones de ciudadanos estadounidenses en el Caribe? No soy político ni economista. Soy un narrador de historias. Y soy hijo de padres puertorriqueños", escribió el autor de los musicales Hamilton y In The Heights.

RELACIONADO: Lin-Manuel Miranda, favorito a ganar el Grammy

Miranda recuerda en el texto que "más de 150 escuelas en la isla han cerrado. San Jorge Children’s Hospital, el hospital infantil más grande de Puerto Rico, se ha visto obligado a cerrar dos secciones y 40 habitaciones, y no puede financiar los puestos vacantes de enfermería".

Aunque nació y creció en Nueva York, Miranda resalta que pasó tiempos inolvidables en verano con sus abuelos en Vega Alta"Mi abuelo gestionaba la cooperativa de crédito del pueblo … de verdad era todo un George Bailey. Mi abuela tenía una agencia de viajes, Viajes Miranda. Mi tía Yamilla era propietaria de la papelería de al lado, y yo le vendía dulces a los estudiantes que regresaban de clases en agosto". 

Miranda señala que la deuda de $72,000 millones de la isla, equivalente al 68 por ciento de su Producto Interno Bruto, impide reactivar su economía.

RELACIONADO: Lin-Manuel Miranda en histórico recital en la Casa Blanca

"Lo que Puerto Rico necesita, como primer paso, es lo que casi cualquier otra compañía o gobierno tiene: la habilidad de restructurar su deuda. Solo el Congreso de Estados Unidos puede hacer que eso suceda", advierte.

"No es un asunto republicano. No es un asunto demócrata. Es un asunto estadounidense. Cuando 3,5 millones de nuestros ciudadanos enfrentan las consecuencias de un colapso financiero, todos debemos actuar. Ya que los puertorriqueños no pueden votar por representantes en el Congreso ni por un presidente, dar a conocer la dura realidad es responsabilidad de quienes tenemos herencia puertorriqueña", añade la columna.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

no votos

que opinas

COMENTARIOS