Las inhibiciones de Danna García

Noticias

Las inhibiciones de Danna García

Con su éxito en la telenovela de Telemundo Te voy a enseñar a querer, la actriz colombiana se acerca a su público y aprende a superar su timidez

"Yo nunca trato de ocultarme, aunque soy muy penosa", asegura Danna García.
Foto: Robert Curran
Cerca de su casa en la zona norte de la costa miamense, Danna García se desplaza en su auto hacia una cita al otro lado de la bahía cuando decide detenerse para comprar maquillaje. Pero apenas da unos pasos dentro de la tienda cuando un fan se le acerca. "En ese instante me dice: 'Perdone, ¿es usted la niña de la telenovela?' ", recuerda la popular actriz colombiana. "Cuando le dije que sí, me preguntó lo de costumbre, que qué iba a pasar en la novela, que le gustaba mucho".

Sucesos como ése le ocurren a diario y García siempre responde con amabilidad, sea que esté en su hogar de Miami o en Bogotá donde vive durante el rodaje de su actual telenovela Te voy a enseñar a querer. "Yo nunca trato de ocultarme, aunque soy muy penosa", asegura. Y es que no le queda más remedio. No hay escapatoria para esta protagonista de la ardiente telenovela que transmite la cadena Telemundo. Ardiente no solo por su popularidad, sino también por su abundante contenido sexual. Allí los besos son de boca abierta con lenguas entrelazadas a milímetros del lente. "Yo a los besos y al sexo no les hallo tabú", dice García. "Yo soy actriz y estoy trabajando".[IMAGE 1 left]Ese profesionalismo la ha llevado a la cúspide de su carrera televisiva con un contrato exclusivo con Telemundo, donde ya ha cumplido su primer compromiso, Pasión de gavilanes, y ahora está en su segundo con Te voy a enseñar a querer. "Yo trabajé con Danna en Pasión de gavilanes con muy buenos resultados en todos los sentidos: a nivel profesional, artístico y de interpretación", dice el productor Hugo León, quien también produce la actual novela. "Cuando llegó la hora del casting no hubo duda de que Danna sería la protagonista".

Ésa fue quizás la parte más fácil de todo el proceso, pues la faena de grabación es intensa. El día comienza temprano en la mañana y suele extenderse hasta la madrugada del día siguiente. Aparte de eso, la telenovela, que tiene lugar en una finca de toros, requiere rodaje en locaciones, y García tiene que viajar diariamente una hora y media en cada dirección desde su hogar en Bogotá. "Cuando se suelta un toro de su corral hay que salir corriendo para montarse en lo que encuentres", afirma la energética actriz. "Es algo insólito, pero nos pasa bastante". [IMAGE 2 left]Aunque los toros se escapen, a esta joven no hay quien la detenga en su ya larga e intensa carrera. A los 3 años de edad, García hizo su debut ante las cámaras, grabando comerciales para la televisión en Colombia, lugar donde nació hace veinticinco años hija de la retirada cantante colombiana Claudia Osuna, y del administrador de empresas Jaime García. "Danna nació siendo famosa", dice su hermana, Claudia. "Aunque siempre fue una niña muy calladita, la pones en el escenario y es un caballo".

Lo único que le queda por conquistar es su timidez, algo que su roce con el público le ha ayudado a superar. "Cuando estudiaba en Miami-Dade College todos los hispanos decían: 'Mira, ésa es la actriz' ", relata García. "Hasta las compañeras gringas prendían el canal por curiosidad para ver si yo salía, y al otro día me decían: 'Wow, te vi anoche, eres muy buena actriz'. La gente te da mucho cariño, es impresionante".

Dicen que el cariño es la mejor terapia. Si es así, a Danna García no le faltan terapeutas.

no votos

que opinas

COMENTARIOS