La buena educación (y narración) de Gael García Bernal

Entretenimiento

La buena educación (y narración) de Gael García Bernal

El actor, director y productor mexicano se estrena en el rol de narrador con la serie Planeta humano (Discovery en español), que se estrena este lunes 25 de abril

Gael García Bernal
Foto: Cortesía Discovery en español

Desde que Discovery Channel le habló del proyecto, Gael García Bernal se sintió seducido por la idea. Primero se trataba de algo que jamás había hecho en su carrera y, él que es un hombre orquesta dentro de la industria audiovisual, se sintió picado por el gusanillo de la curiosidad . Lo otro fue el hecho de que se trataba de una serie que le pareció fantástica, Planeta humano (Human Planet), así que no dudó en aceptar ser el narrador para la versión que Discovery En Español estrena este lunes 25 de abril. La serie original fue narrada por John Hurt.

"Me impresionó mucho ver lo que es capaz de hacer el ser humano para sobrevivir y cómo diferentes culturas interactúan con la naturaleza, además de sobrevivir en ecosistemas a veces hostiles. También me pareció impresionante cómo las personas que trabajaron en este proyecto pudieron estar allí filmando, porque eso también es importante, para filmarlo tuvieron que estar allí. Parece una tontería pero no lo es", comenta el laureado actor a PeopleEnEspanol.com.

"La verdad para mí fue muy divertido [narrar], porque mientras yo estaba de lo más cómodo en el estudio, veía todas estas imágenes maravillosas, captadas en medio de climas y geografías inclementes. Yo estaba ahí absorto mirando y mirando este trabajo maravilloso y, creo que al público le va a pasar lo mismo", aseguró el histrión de 32 años.

"Cuando uno ve trabajos como éste necesariamente viaja y reflexiona, porque te das cuenta de que la meta más elemental del ser humano es la sobrevivencia. En Planeta humano ves personas que están ahí retando a la naturaleza, pero en el fondo lo disfrutan y hay como un gozo, donde el premio final es la sobrevivencia y, nosotros que supuestamente vivimos en ambientes más civilizados también estamos sobreviviendo", asegura el protagonista de Amores perros. "Es allí en donde te das cuenta que lo que decía Juan Villoro es verdad y que 'Vivir es la meta'. Creo que éste documental se puede resumir como un homenaje a la sobrevivencia".

¿Le agarraste el gusto a este tipo de trabajos o te ves como actor, director o productor?
Mira, la verdad que me encantó este trabajo y ojalá se den más cosas así. Pero, la verdad yo creo que soy básicamente un actor. Creo que la actuación es mi condena, mi río, donde nado a mis anchas, mi refugio. Viví una vida de actor desde que era muy niño porque soy hijo de actores.

¿Siempre supiste que tu vida profesional sería la actuación? La respuesta es ambigua, porque creo que sí y a la vez que no. Actué desde muy chico, pero hubo un momento en el que quería dedicarme a otra cosas. Llegó un momento en el que dije 'sí, quiero dedicarme a esto profesionalmente' y, bueno, he intentando hacerlo de una forma decente. Es como cuando dices quiero cocinar y si yo quiero cocinar, deseo deleitar a la gente con mis platos.

¿En qué momento descubriste que te interesaba también la dirección, la producción? ¿No temes abarcar mucho y apretar poco?
Creo que soy un enamorado de las historias. Me gusta contar historias, así como un juglar moderno. Así que una cosa fue llevando a la otra, Descubrí la gramática del cine, la posibilidad de explorar y fue cayendo por allí.

¿Tienes predilección por algún medio o por algún rol, el de actor, director o productor?
Creo que me gusta mucho actuar. Sí, me gusta mucho vivir en la piel de los otros.

¿Y cómo es el proceso de escoger esas pieles? ¿Cómo escoges tus personajes?
Es una pregunta interesante... por qué decir que sí o por qué decir que no. Creo que cada personajes es diferente, que cada proyecto es diferente. Se dan alquimias totalmente distintas. No hay una fórmula. Creo más bien que son las circunstancias y las motivaciones. A veces es una necesidad hedonista y lo haces por mero placer, a veces son necesides artísticas o monetarias. Yo creo que es totalmente circunstacial.

Y no te ha pasado que el producto de tu trabajo no es lo que esperabas para bien o para mal... ¿Te ha ocurrido que personajes que esperabas que iban a ser maravillosos se desinflan y otros a los que no les tenías mucha fe son grandiosos?
Sí, claro que sí y esa capacidad de sorprenderte es muy bonita. Creo que todas las experiencias laborales son importantes. Así tengas un éxito o un fracaso es importante que atesores y aprendas de esa experiencia y no me refiero a la parte lucrativa, sino a la experiencia en sí misma. Todas las cosas que vives se van quedando en tí, creando como un simbolismo y eso es un privilegio. Para mí es un privilegio trabajar en algo que disfruto tanto.

no votos

que opinas

COMENTARIOS