Julieta Venegas con dos tortas bajo el brazo

Noticias

Julieta Venegas con dos tortas bajo el brazo

La cantautora mexicana promueve su nueva producción discográfica, Otra cosa, mientras espera la llegada de su primer hijo

Julieta Venegas
Foto: Nora Lezano
El nuevo material discográfico de Julieta Venegas, llamado Otra cosa, ya está en el mercado. Lo componen 12 canciones que, al escucharlas, se entiende el por qué de tal título. En efecto, esta propuesta musical de Venegas es otra cosa. Si bien es cierto que los temas conservan la cadencia y la armonía musical que la ha caracterizado y, las líricas juegan con la ironía y los cambios del estado de ánimo, este material muestra a una Venegas más arriesgada musicalmente, pero a la vez serena.

"Efectivamente este disco es muy sereno. Es casero. Se trata de un material que se produjo en un total estado de relajación. Tanto la composición como los arreglos los empecé a armar en mi casa. Probaba muchas cosas. Me siento muy contenta. Algunas cosas fueron quedando casi sin querer. Probaba y me gustaba. Estaba muy desconectada de todo. Creo que la verdad uno tiene que estar desconectado para poder conectar con lo quiere", comenta a PeopleEnEspanol.com la cantautora.

Este material discográfico nació tras 12 meses de estar alejada de los escenarios. "Empecé con la idea de este disco más o menos en marzo del 2009. No tenía en mi cabeza la idea de un disco entero, sino más bien tenía la necesidad de componer. Quería estar tranquila, en mi hogar. Necesitaba un poco de vida cotidiana. Me encerré en mi casa. Soy muy solitaria para trabajar, para componer. Me gusta estar allí y probar las cosas en un estudio bien chico que tengo en casa. Aunque he decidido que voy a hacer algo más profesional. Ya que estoy en esto de la producción es mejor hacerlo bien", aseguró la cantante de 39 años, quien se encargó junto a Cachorro López, de la producción de este álbum.

Los 12 temas son de su autoría, aunque en algunas canciones contó con la colaboración de Ale Sergi, Adrián Dárgelos y el propio Cachorro López. "El proceso de composición para mí es como una placentera tortura", comenta entre risas. "Me gusta darme el tiempo que requiero para experimentar porque para mí la música no es un trabajo, es parte de mí. La música es terapéutica y es mi vehículo expresivo", dice la ganadora del Latin GRAMMY.

Detrás de cada una de las canciones que componen Otra cosa hay una historia. Algunas de ellas autobiográficas, otras narran historias que le afectan, situaciones que la marcan, tal y como sucedió con el tema "Un lugar". "Me inspiré en la película Sin nombre, que trata de la historia de los inmigrantes que cruzan desde Centroamérica hasta Estados Unidos en un tren. Es una historia muy triste. Me quedé con la imagen de la gente que abandona su tierra, su lugar en busca de una mejor vida. Creo que hay que tener dos pantalones bien puestos para hacer eso. Hay que ser valiente y tener mucho coraje".

No es extraño que a la músico de 39 años de edad la inspire una imagen, tanto su hermana gemela, Yvonne, como sus padres son fotógrafos, aunque ella no se considera una compositora "visual". Sin embargo, ha colaborado en varias bandas sonoras de películas como Amores perros y Quemar las naves. Además, cuenta emocionada que también trabajó en la parte musical de In the Playground, la nueva película a estrenarse de Diego Luna. Además de su pasión por musicalizar películas, Venegas se caracteriza por su manera peculiar de cantarle al amor y al desamor. En este disco se destacan temas como "Amores platónicos", donde admite que sintió la necesidad de ponerle música: "al hecho de que en una historia de amor a veces es mejor la idea que el hecho; es decir, a veces hay más historia de amor cuando no hay historia."

Y nadie mejor que ella en este momento para hablar del amor en su estado más puro: la maternidad. Con su embarazo a medio término está muy feliz y, aunque no ahonda en el tema, reconoce que el bebé "apareció" sin estar planificado, pero a pesar de no haber sido calculado es una criatura muy amada. "Siento que todo en la vida es diferente. Que todo es muy distinto, hasta los sabores de las comidas son diferentes", comenta la futura mamá, quien además no ha dejado de trabajar desde el primer momento. De hecho, se encuentra promocionando su disco y en la mitad de la gira "Studio No. 7″, patrocinada por un licor, que la llevará por ciudades como San Antonio, Los Ángeles, Nueva York y Phoenix.

Para lo que si no tiene mucho tiempo la intérprete de "Otra cosa" es para estar en contacto directo con sus seguidores a través de Twitter y de Fact=ebook. "Antes me sacaba de onda cuando había gente que me decía 'qué padre que el otro día estuvimos hablando y yo decía: '¿qué?'. Lo que más me molestaba es que cuando me mostraban las supuestas conversaciones hasta tenían faltas de ortografía. Te lo juro que me daba una neurosis, pero con el tiempo he aprendido a manejarlo. Siempre les digo que se metan en mi página oficial. Allí hay gente de mi oficina que si se encarga de actualizar y bueno sigo mi Facebook, MySpace y Twitter. Aunque uno va entendiendo que el mundo del internet es muy complejo. A veces es peligroso porque no sabes en realidad con quién estás hablando, pero a la vez he entendido que es el refugio que han conseguido los seres humanos para proteger su identidad. Allí puedes ser cualquier persona. Pensándolo bien, algún día quizás escriba una canción sobre la identidad ¿por qué no?".

no votos

que opinas

COMENTARIOS