Juan Pablo Raba: tu nueva adicción

Entretenimiento

Juan Pablo Raba: tu nueva adicción

El actor, quien interpreta a un narcotraficante en El cartel, nos cuenta cómo se transformó en un sexy criminal... y ¡ojo, está soltero!

Juan Pablo Raba
Foto: Cortesía: Oswaldo Pisfil & Company Inc.
Orgulloso de ser colombiano y criado también en España y Argentina, Juan Pablo Raba, el actor de 32 años que interpreta a Pirulito en la serie El cartel (Telemundo), habló con nosotros sobre su personaje y su carrera en el mundo de la actuación. También le hizo frente a algunas críticas a la teleserie y nos platicó cosas de su vida –entre ellas, y para felicidad de sus admiradoras– que hace un tiempo regresó a la soltería.

Cuéntanos cómo te sientes metido en "El cartel..."
Para mí es un orgullo, pues la serie no sólo fue un éxito en Colombia sino que sabemos que le está yendo muy bien en otras partes. Además de eso, me gusta saber que estoy triunfando con algo hecho en mi país, pues aunque yo arranqué mi carrera en Colombia, las cosas más grandes las había hecho en Venezuela, donde hice la telenovela Mi gorda bella. Incluso, muchos creían que yo era venezolano, pero es muy bacano (chévere, chido, cool) sentir que te están reconociendo por algo grande hecho en tu país, donde mandamos el mensaje de que el crimen no paga.

¿Cómo hiciste para convertirte en un narcotraficante?
Yo interpreto a Pirulito, que es un personaje inspirado en un narcotraficante conocido como Chupeta y para caracterizarlo me tuve que subir unos 10 kilos, pues él era una persona muy aficionada al cuidado del cuerpo y de las pesas, y yo soy delgado. Y para los aspectos sicológicos los cree con el libreto y aunque hay cosas que están bien definidas, hay otras que uno como actor las intuye, pero nunca pretendí hacer un calco del personaje.

En un proyecto que habla tan abiertamente de narcotraficantes, ¿no tuviste miedo al meterte en "El cartel"?
Mira, yo no te voy a negar que para todos fue una preocupación porque a muchos de los narcotraficantes hacía muy poco tiempo los habían capturado, pero la verdad, las únicas amenazas que recibimos fue quizá de gente equis o algún borracho en un bar que nos dijo algo, pero ninguna de esas personas nos amenazó ni tuvimos inconveniente con ellos; al contrario, lo que pasó, por ejemplo, es que muchos de ellos llamaron a preguntar quién los iba a representar.

Algunos críticos de la serie dicen que darle pantalla a una historia de narcos es endiosar a los criminales, ¿tú que dices?
No, para nada. La cuestión es la siguiente: estamos contando una historia, no pretendemos ser ni jueces ni jurados. La serie no hace una apología de los narcotraficantes, pues claramente se muestra que los personajes tienen una vida miserable y mostramos que el crimen no paga, pero sin ánimo de defenderlos, pues el narcotráfico es un crimen deplorable, hay otra gente como algunos políticos corruptos que le hacen más daño a la sociedad y son menos juzgados. No es un ejemplo a seguir, pero digo, hay tanta gente haciendo daño y salen en las páginas de sociedad.

Las historias colombianas están pegando fuerte en el mundo, ¿qué tienen estos proyectos para lograr tanto éxito?
Hay una cosa muy curiosa. Hay muchos países que han tratado de hacer productos regionales y terminan careciendo de identidad y creo que el gancho de nuestras producciones es que tienen identidad y hacen que la colombianidad sea un producto de exportación, pues somos un país muy complejo y tenemos mucho que mostrar y lo hacemos con talento.

Juan Pablo, te abrimos el micrófono: dile más sobre ti a la gente que no te conoce...
Bueno, yo soy colombiano. Mi mamá es de Palmira, en Colombia y mi papá es de Argentina. Me críe entre España, Argentina y Colombia. A los 18 años regresé de España y empecé a estudiar actuación. Continúe mis estudios en Nueva York. Soy bien tranquilo, me gusta ver películas y montar patineta. Me encantaría vivir de hacer cine, he viajado mucho, me gusta viajar, me encantan los carros antiguos, soy roquero, me gusta la fotografía, y... ¿qué más, qué más?, ah, soy soltero, estuve casado un tiempo, pero ahora soy soltero.

Imagínate que ya se acabó el 2009 y estás en otra entrevista con PeopleEnEspanol.com... ¿Qué pasó en este año con tu vida?
Hice por lo menos dos películas y un buen proyecto de televisión. Arranqué con una construcción que tengo pendiente y estoy muy tranquilo emocionalmente y en paz con mis amigos.

no votos

que opinas

COMENTARIOS