Juan José Campanella cuenta sus "secretos"

Entretenimiento

Juan José Campanella cuenta sus "secretos"

Hablamos con el director argentino sobre El secreto de sus ojos, un filme fascinante y el más reciente ganador del Oscar como Mejor Película Extranjera

Juan José Campanella, Ricardo Darín, Soledad Villamil, El secreto de sus ojos
Foto: Sony Pictures Classics
Aunque algunos necios están empecinados en clasificar El secreto de sus ojos como un thriller, el filme no pertenece a ningún un género específico. La historia se centra en el personaje de Benjamín Espósito (Ricardo Darín), quien trabajó toda la vida como empleado en un juzgado penal. Ahora acaba de jubilarse, y para ocupar sus horas decide escribir una novela. No tiene ánimo de inventar una historia, quiere contar una de la cual fue testigo años atrás.

En 1974 a su juzgado se le encomendó la investigación sobre la violación y el asesinato de una mujer hermosa y joven. Espósito conoce a Ricardo Morales (Pablo Rago), el esposo de la víctima, y compadecido por su dolor lo ayuda a buscar al culpable, aunque para ello deba arriesgar su vida. En su misión cuenta con la colaboración de Sandoval (Guillermo Francella), uno de sus empleados, y con Irene Soledad Villamil, su jefa inmediata, de la cual está profundamente enamorado. La búsqueda del culpable será cualquier cosa menos sencilla. Y el hecho de narrar el pasado será más que un pasatiempo, será el camino para darle sentido al resto de su vida.

Para Juan José Campanella el bullicio que sigue a una nominación al Oscar no era novedad este año, el argentino había sido nominado en 2002 con El hijo de la novia, sin embargo, lo que sí fue diferente esta vez es que se llevó la estatuilla a casa y la película ha tenido un éxito arrollador en donde se ha presentado. Algo que para el director fue una sorpresa: "No, no lo esperaba. Sería una irresponsabilidad. Imagínate llegar a tener otro éxito como El hijo de la novia, sería un sueño hecho realidad. Es algo que yo ya había abandonado y esto lo ha superado", agrega el director, con quien hablamos en un hotel de en Nueva York.

Hacía mucho tiempo que no le podía decir a un director que su película es la mejor que he visto en años. A algunos nos has devuelto la ilusión por ir al cine
Muchas gracias. Sobre la desilusión por el cine, a mi me pasa un poco lo mismo, ya nada parece captar mi atención Ahora estoy volviendo a ver películas antiguas, tipo (Federico) Fellini. Así que si esta película ayudó a que alguien recuperara la fe en el cine, me gusta la idea.

La historia de El secreto de sus ojos es espectacular lo tiene todo y a la vez no pertenece a ningún género. ¿Cómo encuentra estas historias tan buenas?
No es fácil. Por eso mi película anterior la hice hace cinco años (risas). En este caso leí la novela de Eduardo Sacheri que se llama La pregunta de sus ojos, pues es uno de mis autores favoritos. Y le llamé para trabajar juntos en el guión de la película.

Muchas veces los autores se quejan al ver que queda poco o nada de su novela al llegar a la pantalla. ¿Tuvieron desacuerdos al adaptar la historia para el cine?
Trabajamos dos años en el guión y puedo decir que la comprensión fue perfecta. Por supuesto teníamos desacuerdos, pero estos generaron discusiones que resultaron muy fructíferas.


¿Al leer la novela pensaste de inmediato en los actores que querías para algunos de los personajes?
Sí, hubo tres personajes que siempre supe quiénes los debían interpretar: Ricardo Darín para el personaje de Benjamin Espósito, Soledad Villamil para el de Irene y Pablo Rago para el del viudo.

¿Hubo algún personaje especialmente complicado para encontrar al actor perfecto?
Sí. El personaje de Sandoval, el amigo de Espósito, que es Guillermo Francella, uno de los actores más importantes de Argentina. Se necesitaba a alguien que pudiera dar una impresión fuerte con muy poco tiempo en pantalla y con un personaje que no le ayudaba precisamente, por la personalidad que tiene. Y creo que su trabajo es fantástico.

¿Hubo alguna escena particularmente complicada?
La escena más difícil en la sala de montaje fue la despedida de ellos en la estación de tren, porque él en sus recuerdos la había hecho más grande, pero al mismo tiempo no queríamos exagerarla. Esa fue la más difícil de montar. La música era importante e intentamos diferentes cosas, empezamos con una música enorme tipo John Williams, pero era demasiado grande, después cambiamos por algo diferente, pero llevó un tiempo que la escena quedara como la viste en el filme. Creo que es la escena clave de la película.

De las películas que has hecho ¿cuál es la más cercana a tu corazón?
Luna de Avellaneda no sólo por lo la experiencia que fue el rodaje, sino porque la película ayudo a que se creara una ley que otorga beneficios a los clubes de barrio.

"EL SECRETO DE SUS OJOS" ESTÁ EN SALAS SELECTAS EN ESTADOS UNIDOS Y DISPONIBLE EN DVD EN ESPAÑA Y ALGUNAS PARTES DE LATINOAMÉRICA BUSCA TICKETS AQUÍ

no votos

que opinas

COMENTARIOS