Jon Seda, de la mano de Spielberg y Hanks

Entretenimiento

Jon Seda, de la mano de Spielberg y Hanks

Jon Seda en "The Pacific"
Foto: David James/HBO
Para muchos, las producciones sobre guerra resultan emocionantes. Para otros, son espeluznantes y violentas. Pero, cuando se trata de un trabajo realizado por productores de la talla de Steven Spielberg, Tom Hanks y Gary Goetzman, definitivamente vale la pena echarle un ojo. Me refiero a The Pacific, la nueva miniserie de HBO que trata sobre la Segunda Guerra Mundial, y para la cual se reunió este equipo de talentosos productores, responsables también de la exitosa miniserie Band of Brothers, que ganó el Golden Globe en el 2001, y John Adams, producida por Hanks y Goetzman, que rompió récord al llevarse 13 premios Emmy en el 2008.

A diferencia de muchas otras historias de guerra, The Pacific se centra en lo sucedido en el Pacífico desde un punto de vista humano. Se enfoca en las vidas de tres marinos estadounidenses, Robert Leckie, Eugene Sledge y John Basilone, quienes dejaron todo atrás voluntariamente, incluyendo a sus familias, para luchar por su país. Es un recuento de las vivencias de éstos y muchos otros soldados durante el sangriento combate.

Hablamos con el actor de origen puertorriqueño Jon Seda, de 38 años, quien, junto a James Badge Dale y Joe Mazzello, protagoniza esta historia, que se estrenó el domingo pasado y que se transmite por HBO todos los domingos a las 9 P.M. Hora del Este.

Cuéntanos sobre esta historia y tu personaje, John Basilone.
Esta historia sigue a los soldados de la Marina estadounidense y su batalla en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Cuenta su verdadera historia. Se basa en dos libros autobiográficos escritos por los otros dos soldados, Robert Leckie y Eugene Sledge. El soldado a quien caracterizo, John Basilone, recibió la Medalla de Honor por sus acciones en Guadalcanal. Fue enviado de regreso a Estados Unidos, pero él demandó que lo enviaran nuevamente a la guerra. También recibió El NAVY Cross. Aunque fue el único soldado que recibió ambos reconocimientos, nunca se consideró un héroe, decía que todos sus compañeros eran héroes. Ya quisiera yo tener una onza de la valentía de estos hombres.

¿Cómo te preparaste para el papel?
El equipo de productores hizo una vasta investigación, nos entregaron libros, biografías y documentales sobre la historia de esta guerra y sobre las vidas de estos tres soldados. Y antes de enfocarnos en nuestros personajes, estuvimos por diez días en un campamento militar, donde pasamos por todo el régimen de entrenamiento real. Teníamos soldados de verdad, veteranos de guerra, enseñándonos a usar las armas, a movernos en el territorio de guerra. Aquí pudimos entender por lo que pasan los soldados cuando están en una guerra. Los actores japoneses también tenían su campamento aparte. Fue muy intenso, tanto física como mentalmente, pero era necesario para que tuviésemos una idea de lo que se vive en una guerra.

¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste durante la filmación?
En general, toda la producción fue un reto. Los sets eran inmensos y los crearon con todos los detalles, basados en sus investigaciones. Por ejemplo, trajeron toneladas de arena negra para recrear lo que fuera Hiroshima. La escenografía fue tan buena, que no tuvieron que realizar muchos efectos especiales. Hubo momentos en los que nos deteníamos a mirar a nuestro alrededor y pensábamos en lo que estos soldados vivieron. Fue una experiencia estremecedora y muy fuerte. Y sobrepasar eso fue un reto porque sabíamos que teníamos que dar lo mejor de nosotros para hacer un buen trabajo en memoria de estos hombres.

¿Cómo es esta miniserie diferente a otras producciones de guerra?
Otras historias de guerra sólo cuentan un lado de la historia. Nosotros hicimos lo mejor que pudimos para mostrar ambos lados. Hay una escena en la que el personaje de Leckie toma un libro de un soldado japonés muerto y al abrirlo ve una foto del soldado con su esposa, y en su mochila encuentra una muñeca. En esta escena se muestra que este soldado japonés que había muerto era un padre y un esposo.

¿Cómo fue para ti trabajar con productores tan reconocidos?
Fue increíble. Estos productores son leyendas ya. Como actor, tener la oportunidad de trabajar con ellos fue un sueño hecho realidad. Desde que me enteré de este proyecto, supe que quería ser parte de él, de alguna forma. Cuando trabajas con gente como Hanks y Spielberg, tú los quieres hacer sentir orgullosos, porque invirtieron tanto tiempo, energía y pasión en esta miniserie. Fue increíble. Son personas muy sencillas y con los pies bien puestos en la tierra.

¿Qué aprendiste de ellos?
Tom Hanks vino al campamento un día y nos dio un pequeño discurso. Básicamente, nos dijo que todos éramos igualmente importantes. Nos dijo: 'aunque seas un actor principal o no tengas mucho diálogo en esta producción, aunque sólo aparezcas en el fondo de la escena, entiende que en esa escena eres igualmente importante que el actor que más habla, porque haces que luzca real". Y eso nos tocó mucho porque escuchar al mismo Tom Hanks diciéndonos esto significó mucho. Si algo aprendí fue a ponerle pasión y corazón a lo que hago, sin importar qué tan importante sea mi papel.

no votos

que opinas

COMENTARIOS