Ismael Miranda, confesiones del "Niño bonito de la salsa"

Noticias

Ismael Miranda, confesiones del "Niño bonito de la salsa"

El puertorriqueño trae su nuevo disco Ismael Miranda, de regreso al son y nos confesó que se hizo unos "retoquitos" en la cara

Ismael Miranda
Foto: Cortesía: Dorita Rodríguez
Ismael Miranda, la estrella de la legendaria agrupación La Fania prometió que vendría, y vino. Y como él mismo dice en cada una de sus presentaciones, llegó "con la rumba caliente". De su boca brotan mariposas a las que les salen alas salseras para poner a la gente a bailar y a gozar como si el mundo se fuera a acabar, y eso fue lo que hizo una vez más con su nuevo disco Ismael Miranda, de regreso al son.

Desde la Isla de Puerto Rico, y con el encanto de su tierra, Ismael, de 59 años, confesó sin ningún tapujo que además de la música su otro talento es el amor propio. Nos contó que se hizo algunos "retoquitos" en la cara para verse mejor y va varios días al gimnasio.

Con qué viene ahora Ismael Miranda
El disco nuevo lleva por título 'Ismael Miranda, de regreso al son' y es un disco que hemos logrado para el bailador, para que se reencuentre con sus raíces y se sienta en su casa cuando baile. Hay varias canciones viejas como 'Escándalo' y 'Vendaval sin rumbo', canciones que grabaron Javier Solis y Marco Antonio Muñiz y las tenemos en salsa. Las renovamos, le pusimos ropa nueva, le pusimos coros y se convirtieron en música para bailar.

¿Tienes otros proyectos además de este disco?
Estoy haciendo muchas cosas. Hice un disco cristiano, hace cuatro años me acerqué al Señor, sigo cantando en las fiestas seculares porque Dios no te quita el trabajo solo te quita las malas mañas y las cosas que no te convienen.

¿Acaso tenías muchas mañas?
Mira yo hablaba malo, yo me amanecía con mis amigos tomando y por ahí uno en la calle haciendo de todo un poco y creo que si sales todos los días y te emborrachas, eso no es bueno. Y si hablas con una persona y de cada diez palabras que usas ocho son palabras no gratas, pues creo que eso es malo. Si uno se emborracha y le falta el respeto a los demás, no es bueno y no es exactamente que fuera así, pero tampoco era un angelito.

¿Por qué te dicen el niño bonito de la salsa?
Ese apodo me lo puso mi padre musical Tonny Pacheco, pues una vez yo llegué tarde a un ensayo de La Fania y ese día él estaba medio enfogonado y me dijo: 'mira estás llegando ahora' y como le expliqué que yo había ido a comprar una ropa, a peinarme y a ponerme bonito porque íbamos a un concierto, entonces cuando me presentó esa noche me presentó como el niño lindo de La Fania y así me quedé. Me hizo un favor grandísimo porque me comí el cuento (Risas).

¿Qué es lo más grande que has hecho para verte bien?
Ahora mismo los otros días fui a arreglarme los ojos porque tenía el parpado un poquito caído. Un cirujano me lo arregló y me gustó tanto que le dije, 'pues hazme la nariz. Tenía una curvadita arriba y me la arregló bonita y la barbilla también me la arreglo. Solo fueron unos retoquitos y ahí una piececita buena que me puso (Risas). Eso lo hace todo el mundo pa' verse bien, pero no es vanidad, es amor propio. Aunque sé que cuando publiquen la entrevista la gente me va a empezar a ver más la cara.

Haz clic para escuchar "Te dije que yo venía y vine"

no votos

que opinas

COMENTARIOS