Henry Santos, merecido rey de la pista en <i>MQB</i>

Noticias

Henry Santos, merecido rey de la pista en MQB

Toni Costa 75
Foto: Toni Costa
La gran final de Mira quién baila (Univisión) tuvo el domingo una apertura más que espectacular al ritmo del mundialmente conocido Gangnam Style. La pista se llenó de bailarines y los flamantes finalistas bailaron y cerraron la divertida coreografía.

La noche ya deparaba un gran espectáculo, lleno de emociones fuertes y, sobre todo, de buen baile. Muchos artistas invitados adornaron con sus actuaciones la final en la que Alicia Machado quedó en tercera posición y Fernando Arau ocupó la segunda. Finalmente, se hizo justicia y el dominicano Henry Santos es el merecido campeón y rey de la pista.

Los eliminados de esta temporada regresaron al baile. El español Maxi Iglesias, al ritmo de un tango recordó junto a Maria Pia su breve paso por el programa. Y que pena que fuera tan breve porque pudo haber dado mucho juego.

Maripily repitió una salsa que en su día la bailó con total descontrol. Esta vez, el descontrol se multiplicó notablemente y ni su bailarín, Christian Santiago, pudo controlarla, así que se limitó a seguirla para que así no se notara que ella iba adelantada en el ritmo. Me encantaría resaltar cosas buenas de su baile, pero me lo pone realmente difícil.

Arau fue el primero de los finalistas en saltar a la pista. Bailó muy bien, como nos tuvo acostumbrados en las primeras galas, pero hubo un par de errores en momentos en los que se encontraba separado de su bailarina, Emy Clement. Posiblemente los nervios afloraron en el mexicano.

Bobby Pulido, otro de los eliminados, volvió para bailar uno de sus bailes preferidos, a ritmo de rock n' roll. Es uno de mis preferidos en esta edición y claramente de los que más evolucionó en todos los aspectos. Se arriesgó mucho al lado de Emy y les salió muy bien.

Acto seguido, volvió Valentina, la primera eliminada debido a una inesperada lesión, pero ya recuperada bailó junto a Danilo Suárez un movido y cómico regional mexicano, sin errores y con muchas ganas.

Con fuerza y ganas salió Machado, junto a Pol Chamorro, bailando una samba en la que apareció con varios bailarines que la tuvieron contra las cuerdas y casi pierde el equilibrio. La final estaba intensa y la venezolana, con muy buena colocación de brazos y piernas, puso ritmo y movió las caderas como nunca. Resalto la mala posición de sus piernas en una de las cargadas y el posible descontrol que conlleva bailar una canción con ritmo acelerado.

Samy hizo lo que pudo en su baile. No hizo otra cosa que intentar seguir la coreografía, pero nunca fue a la vez que su bailarina y se veía algo perdido. Odaray Prats, su compañera en la pista, hizo el resto para que el cubano se luciera en su actuación.

María Antonieta de las Nieves, esta vez como La Chilindrina, bailó un divertido rock n' roll. Para ella y su bailarín, Raúl Santiago, fue toda una fiesta y aunque hubo un par de secuencias complicadas las hizo a la altura de la gran noche.

Y mi gran favorito de esta temporada volvió a dejarnos con la boca abierta bailando un ritmo urbano. Henry Santos lució como todo un campeón. No encuentro ningún error en su baile. Cautivó a todos y demostró una vez mas que es el mejor. ¡Pa' quitarse el sombrero!

Argelia Atilano repitió uno de sus bailes preferidos junto a Pol. Recuerdo que este baile marcó para ella un antes y un después en la competencia. Tuvo un par de errores mínimos, pero bailó muy bien.

Con un elegante quickstep, Arau hizo su segundo baile. Muy normalito y la verdad, nada del otro mundo. Lo bailó de forma correcta, pero con mucha separación en su posición y esto hace que el baile pierda brillantez y técnica.

Luego, Santos bailó lesionado un merengue. Como un profesional que arriesga y lo da todo en cada paso, el dominicano bailó al límite junto a Sorgalim. Hacen una pareja perfecta en la pista aportando arriesgadas acrobacias y mucho sabor, aunque fallaron al final.

Casi concluida la gala, los dos finalistas bailaron por separado. Arau hizo una sencilla coreografía con ritmo mexicano, mientras que Santos hizo lo mismo con una movida salsa.

Felicito a Javier “Poty” Castillo y a su ayudante David Campos “Jitano”, junto con todo el elenco de bailarines por el gran trabajo semana tras semana. Sin ellos nada de esto sería posible. Los bailarines son parte esencial e imprescindible de este show y su trabajo no está siempre valorado como se merece.

Agradezco a People en Español la oportunidad de poder escribir cada semana y hacerles llegar mis conocimientos sobre el baile de salón, luego de haber participado en la temporada pasada y en ocho ediciones en España. Espero que hayan disfrutado con mis palabras. ¡Hasta pronto!

 

 

no votos

que opinas

COMENTARIOS