Fernando del Rincón, en el papel de entrevistado

Entretenimiento

Fernando del Rincón, en el papel de entrevistado

Atrás quedaron los días de escándalos en los que fue noticia. Hoy, Fernando del Rincón encontró estabilidad laboral y emocional: lleva tres años en CNN en Español y tres años en pareja. Te lo cuenta aquí.

Fernando del Rincón

Foto: Latin Iconos Agency

Con Fernando del Rincón se puede conversar largo y tendido sobre muchos acontecimientos internacionales que han sido noticia. El presentador de noticias conoce de primera mano los detalles sobre los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, la guerra de Irak, la muerte de Juan Pablo II, así como el tsunami y terremoto ocurridos en Japón en 2011.

El presentador de Conclusiones y Panorama USA, ambos programas estelares de CNN, afirma que las experiencias como periodista en 27 años de carrera (comenzó muy joven, a los 16), le han regalado una perspectiva de vida única, y lo han influenciando tanto o más que los momentos en que sus problemas personales lo convirtieron a él en la noticia.

Se invierten los papeles. Esta vez eres el entrevistado. ¿Eso te hace sentir raro? 
Sí, me siento raro. Me dedico yo a hacer eso y, bueno, cuando me van a entrevistar a mí me siento un poco raro.

A casi tres años de trabajo con CNN, ¿cómo sientes que evoluciona tu carrera?
Desde mi punto de vista, un periodista debe de tener la capacidad de cubrir cualquier fuente que se le asigne. Ahora, que te especialices después en algo, eso es otra historia. Y en este caso con CNN he podido ser lo que soy, el periodista de política internacional, el periodista de entrevista dura, de análisis. Es maravilloso y me ha permitido también explotar mi otro lado como productor.

¿Alguna temática que te quede por cubrir? ¿O llega tarde esta pregunta?
Sí, llega un poco tarde. A lo mejor me falta una guerra, pero desde el principio. A Irak entré a la mitad, pero lo demás lo he echo. Esta pregunta me hace reflexionar y creo que he cubierto todo lo que tenía en mi lista.

¿Reportar desde Irak es lo más arriesgado que has hecho?
No creo. Japón fue más arriesgado porque eran elementos naturales, un tsunami y un terremoto. Las réplicas no las podíamos controlar y no había un lugar seguro. No importa dónde te pares o dónde te escondas, si viene otro terremoto, te toca. Y a eso se sumó la planta nuclear de Fukushima, con una carga radiactiva y eso es algo que tampoco puedes controlar. Estaba expuesto a todo eso. Hubo días muy difíciles, con miedo e inseguridades, en condiciones extremas. En Japón era invierno, así que tuve que hacer transmisiones bajo nieve. Imagina un lugar por el que ha pasado un tsunami, lleno de agua, con temperaturas bajo cero. Es terrible. Parecía una película de ciencia ficción.

¿Cómo has manejado la manera en que tus asuntos personales influyen en la visión que la gente tiene sobre ti como comunicador?
Las experiencias personales son las que nos van forjando un carácter y nos van dando lecciones, premios y castigos. Cuando tú te has convertido en la noticia luego tienes una perspectiva muy diferente. La vida es un aprendizaje. Desde muy niño he tomado las experiencias de vida como la antesala a algo más. Las cosas que te pasan, buenas y malas, te preparan para un siguiente paso.

En 2011 mantenías una relación con la actriz venezolana Jullye Giliberti. ¿Se mantiene todavía?
Se mantiene y sólida. Estamos felices, tenemos ya tres años juntos en todos los sentidos, porque vivimos juntos. Gracias a Jullye he descubierto muchas cosas que no conocía de la vida en pareja. Es una mujer increíble y en ocasiones siento que una entrevista que hago o una cobertura me demuestran que tengo en ella a la mejor fan y crítica.

no votos

que opinas

COMENTARIOS