Elección de Miss Colombia siembra acusaciones de fraude

Noticias

Elección de Miss Colombia siembra acusaciones de fraude

Sin ser favorita, Catalina Robayo, la reina que el año pasado estuvo envuelta en el escándalo de la candidata obligada a renunciar por tener el trasero grande, regresó y ganó

Catalina Robayo, Miss Colombia
Foto: Getty Images
En la más reciente edición de Miss Colombia acaba de estallar una polémica, pues la ganadora no fue la favorita del público, sino la representante del Valle, Catalina Robayo, de quien no se pensaba llegaría ni a semifinales.

Tras el triunfo de Robayo varios medios de comunicación y el público en general pusieron una vez más en duda la legitimidad del Concurso Nacional de Belleza, al que por años han acusado de ser un evento clasista y elitista, pero en opinión de expertos en belleza este año su manera de actuar no fue la correcta.

Se habla de que pudo haberse tratado de un premio para evitar una demanda ya que la nueva Señorita Colombia había participado el año pasado por su departamento luego de que el concurso le pidiera a la reina original, Diana Salgado, que renunciara por tener un trasero demasiado grande.

Días después, Salgado denunció al concurso y a través de una orden legal logró que un juez la regresara al reinado causando el enojo de la organización del evento que tratando de evitar más asuntos legales le pidió a la hoy Señorita Colombia que se retirara y que participara como invitada especial en todos sus eventos, además de ofrecerle regresar este año. Ella aceptó y hoy es la reina.

"Se comentan muchas cosas, entre ellas ese tema, y comprobarlo es casi difícil. Lo raro es que nunca se habló de Valle como favorita y hay un desconcierto generalizado entre toda la gente", aseguró la comentarista Ángela Posada en la emisora de radio La W.

Juan Carlos Sierra, de Múnera Eastman Radio, también puso en duda la legitimidad de la elección.

"Yo creo que esa tranquilidad de ella tan pasmosa era porque sabía que iba a ganar y el hecho de no haber demandado le pudo haber ayudado", comentó.

Zoraida Noriega, experta en reinas de belleza, culpó directamente al director del concurso, Raimundo Angulo, a quien definió como el padrino de su triunfo.

"Por algo ella se quedó aquí, eso fue una especie de premio para ella. Fue un año en el que pudo ir a todos los eventos, una escuela para ella. Además tenía un padrino cheverísimo [muy bueno] que es Raimundo Angulo, quien le permitió todo eso".

Y tratando de mantener la calma, la Señorita Colombia, quien cursa octavo semestre de derecho, no solo negó las acusaciones sino que las consideró un irrespeto.

"Me parece bastante ofensivo pensar que el concurso se puede prestar para regalar una corona o simplemente para resarcir un daño causado", declaró a los periodistas la joven de 21 años. "Llegué al concurso en igualdad de condiciones que mis 23 compañeras a hacer el mismo trabajo y a trabajar para gana pero la corona no me la regalaron".

no votos

que opinas

COMENTARIOS