Premio Lo Nuestro 2010

El drama del vestido de Paulina Rubio

El drama del vestido de Paulina Rubio

La Chica Dorada aseguró en Premio Lo Nuestro que su traje es creación de Roberto Cavalli, pero el diseño en realidad es de Rafael Cennamo... ¿qué pasó?

Paulina Rubio, Toni Colette
Foto: Getty Images
A la izquierda, Paulina Rubio vistiendo un diseño de Roberto Cavalli... un momento, ¿cómo va a ser de Cavalli si el de la derecha, que portó Toni Collette en los premios SAG, es del venezolano Rafael Cennamo?

La gran controversia durante la entrega de Premio Lo Nuestro giró alrededor del drama de quién diseñó en realidad el vestido de la Chica Dorada.

Mientras en Twitter nuestros seguidores y otros medios como TV Chismes Digital debatían sobre cómo ambos diseños no eran coincidencia, Irma Martínez, estilista personal de Rubio, nos seguía asegurando que era de Cavalli.

Pero esta mañana todo cambió y el enigma se resolvió. En efecto, el vestido es de Rafael Cennamo, e Irma Martínez explica en su blog de dónde surgió la confusión.

No, no fue error de Paulina Rubio. Ella eligió un vestido de un rack que decía Roberto Cavalli y el vestido no tenía etiqueta. El problema surgió cuando la asistente de Martínez recibió el vestido de Cennamo y por error lo categorizó bajo Cavalli.

"Teníamos varias opciones para Paulina, entre ellas Christian Cota, Cennamo y Cavalli, quien es amigo personal de Paulina y le envió especialmente varios modelos para su consideración", relata Martínez, "Accidentalmente el vestido que había enviado Cennamo fue colocado por una de mis asistentes junto con el grupo de opciones de Cavalli y al momento de escoger, éste fue el seleccionado".

La estilista continúa relatando: "Paulina llega a la alfombra roja y automáticamente es considerada una de las mejores vestidas con su "Cavalli". Pues resulta que era un Cennamo, aunque sin que suene a disculpa o justificación para mi asistente, cualquiera se hubiera podido confundir porque el vestido se veía muy coherente dentro del grupo de Cavallis.

Ya que el acertijo ha sido resuelto, Martínez de todos modos guarda un amargo sabor de boca por el hecho de que Cennamo haya mandado un vestido que ya había sido usado por otra estrella (Collette en los premios SAG), pues jamás le ofrece a una de sus clientas algo no original.

"Como nota personal hay dos puntos que siento profundamente de este incidente. El primero es que me da una profunda tristeza con Paulina, que además de admirarla profesionalmente he llegado a tenerle un gran cariño, y por otro lado, que un diseñador con quien llevo años colaborando como Rafael haya a propósito enviado un vestido sabiendo que ya se lo había puesto otra artista", concluye Martínez.

no votos

que opinas

COMENTARIOS