Año nuevo, cuerpo y estilo nuevo - 2013

Dieta depurativa

Dieta depurativa

Alejandro Chabán nos cuenta sobre este método para limpiar el organismo. ¡Entérate!

Foto: Media Connection/JPI Studios/ Doug Pilburn

Después de tantas comilonas, tomar alcohol, fumar tabaco o saltarnos los horarios de comida en estas fiestas de fin de año, es normal que nos sintamos hinchados, con dolores de estómago, fatiga, flojera, cansancio y hasta con unas libritas extras. Es entonces el momento adecuado para limpiarnos y hacer una dieta depurativa y empezar este nuevo año con buen pie.

¿Qué es una dieta depurativa? Es una opción que nos ayuda a hidratarnos, oxigenarnos, energizarnos y limpiarnos de todas las toxinas que se han acumulado en nuestro organismo, especialmente en el hígado y los riñones.

Comienza por tratar de comer alimentos frescos, crudos y con concha para aprovechar sus propiedades al máximo. La duración de esta dieta desintoxicante es de 2 ó 3 días a una semana. A mí no me no me gustan esas dietas que recomiendan sólo frutas o vegetales, porque llevan a tu cuerpo a un desequilibrio poco saludable pero son excelentes diuréticos por su elevado contenido de agua además de tener pocas calorías. La fresa, manzana, limón, pera, cereza, melocotón, naranja, piña, sandía, melón, pepinos, espárragos, alcachofas, arce, espinacas, berros, cebollas, lechugas, brócoli, calabacines son algunas buenas opciones como también los pescados ligeros (blancos) y si son cocinados a la plancha, mucho mejor.

Hay quienes me preguntan, ¿Alejandro cuánta agua? Mínimo dos litros de agua diarios es la cantidad perfecta para eliminar los desechos de tu cuerpo. Otras cosas que ayudan a la función renal y a la digestión rápida son el afrecho (cáscara), el diente de león, la ortiga y cola de caballo para deshacerte de sustancias retenidas e innecesarias.

¿Qué debemos eliminar completamente en esta semana de depuración? Las carnes rojas, comidas preparadas y grasosas, las harinas, incluyendo las pastas, el azúcar, el chocolate y los lácteos. No consumas bebidas con azúcar o artificiales, el café, el té y el alcohol bloquean los canales por donde el hígado hace su trabajo de drenaje, impidiendo la liberación de toxinas.

Recuerda consultar a un especialista y ten en cuenta que si en el transcurso o comienzo de la dieta depurativa empiezas a sentir fiebre, estreñimiento, dolores de cabeza y mal humor puede ser parte del proceso de purificación y quiere decir que tu cuerpo se está limpiando.

no votos

que opinas

COMENTARIOS