Diego El Cigala habla de su música y de su primera nieta

Entretenimiento

Diego El Cigala habla de su música y de su primera nieta

Foto: Bi Music

En el escenario, Diego El Cigala es puro sentimiento. “Lo que más le agradezco a la vida es haberme dado el don de cantar”, reflexiona el cantante español. “He conocido este mundo y eso me lo ha dado la música”.

Su gira "Sintiendo América" lo ha llevado a escenarios en Argentina, Perú, Chile y Colombia, entre otras tierras. Aunque se siente orgulloso de sus raíces gitanas, El Cigala confiesa que la vida errante que lleva durante sus giras puede ser extenuante. Aunque a veces solo tiene tiempo de cenar en su hotel antes del próximo show, procura mandarle fotos desde las ciudades que visita a sus tres hijos y su esposa en España, y charla con ellos via Skype. “Sin ellos no sería nada”, admite sobre su familia.

Rafael, su hijo menor, comparte su amor por la música. “Es un niño muy musical”, dice orgulloso del pequeño, que lo mismo escucha canciones de Los Van Van que de Camarón de la Isla. “En el momento que escucha a su padre grabar, ya automáticamente deja de jugar. Me recuerda mucho a mí porque yo era así. Yo cuando escuchaba una guitarra dejaba el balón, dejaba la bici, lo dejaba todo”. A Diego, de 15 años, lo describe como un chico estudioso, y su hijo mayor —de 19 años— recién lo convirtió en abuelo. “Estoy superfeliz”, dice el cantaor flamenco de 43 años sobre compartir con su nieta Carolina, de 10 meses. “Me dice todo el mundo: ‘¡Qué abuelo más juvenil!’”.

Y uno que no sólo le canta al amor, sino que mantiene la llama del romanticismo viva en su casa. “Seguimos enamorados como el primer día”, dice El Cigala sobre su esposa Amparo, a quien conoció en un concierto de Paco de Lucía y con quien lleva 22 años de relación. “Doy gracias porque hoy los divorcios están a la orden del día. Nadie se aguanta con nadie”.

Su otra eterna compañera ha sido la música. “El poder desahogarte con lo que más te gusta es una bendición”, confiesa el músico, quien añade que le hubiese encantando grabar con dos difuntas diosas de la canción, Mercedes Sosa y Chavela Vargas, a quienes rendirá tributo en un próximo álbum. “Estoy muy feliz con el disco”, dice sobre este proyecto, cuyo nombre aún no revela y que grabó en su casa en solo cuatro semanas. “Lo he dejado todo ahí, el alma, el corazón, el pensamiento. ¡Fue una locura tan bonita!”.

Cigala también se emociona al hablar de un próximo tributo que le grabará a Héctor Lavoe. En este espera tener a artistas invitados del calibre de Rubén Blades y Oscar de León y crear nuevas versiones de éxitos de ‘El Cantante’ como “Juanito Alimaña” y “Periódico de ayer”. “Cantar los temas de Héctor Lavoe puede ser una bomba”, cuenta ilusionado. “¡Imagínate, wow!”. Y es que lo más que desea El Cigala es seguir innovando y ganándose el aplauso de sus fanáticos. “Se nota cuando vas con esas ganas”, dice el gitano, “y sabes que tienes un público ahí que te está esperando y que se lo goza contigo”.

no votos

que opinas

COMENTARIOS