Débora Antonelli: "En Milán no puedes tener más de 88 cm. de cadera para desfilar"

Estilo

Débora Antonelli: "En Milán no puedes tener más de 88 cm. de cadera para desfilar"

La modelo argentina Débora Antonelli nos cuenta su experiencia en algunas de las pasarelas más importantes del mundo de la moda y habla sobre el controversial tema de la apariencia física de las modelos.

Debora Antonelli

Foto: Cortesía Minaya PR

Con tan solo 26 años de edad, Debora Antonelli se siente una mujer realizada. Y no es que haya logrado todas sus metas en la vida. Su sentido de realización viene de la satisfacción de hacer lo que realmente le gusta, lo que le apasiona.

Hoy puede estar en su natal Argentina posando ante el lente para una campaña promocional. Mañana puede encontrarse en Madrid realizando una sesión editorial para alguna revista de moda. Y en tres días, en una pasarela en Estambul, Nueva York o Londres. Esa es la vida que ha escogido esta bella joven, quien se inició en el modelaje a los 16 años de edad. Aunque cursó una carrera de administración hotelera, dice que siempre supo que lo suyo era el modelaje. Por eso, a los 18 años abandonó su ciudad natal de Rosario, Santa Fé, para perseguir sus sueños en Buenos Aires.

Aunque pagó el precio de haberse alejado de su familia y amigos, también encontró lo que buscaba: darse a reconocer tanto a nivel nacional como internacional. A través de los años, su carrera la ha llevado a desfilar por algunas de las pasarelas más importantes del mundo de la moda, incluyendo la Semana de la Moda de Londres, Grecia, Barcelona y Estambul. También ha sido la imagen de varias campañas publicitarias en Argentina y ha engalanado incontables páginas de revistas de moda por todo el mundo.

De todos los diseñadores para los que has desfilado, ¿cuál es tu favorito y por qué?

La verdad es que he tenido la suerte de conocer a muchos y lucir sus colecciones, pero si tendría que nombrar a uno sería Jorge Ibáñez, un diseñador argentino que se
 destaca en el 
ámbito nacional e internacional. ¿Por qué? Por su estilo, su trayectoria, por belleza y, por sobre todo, porque
 es una excelente persona, alegre, divertido, lleno de luz y buena energía siempre, y eso se ve reflejado 
en cada una de sus colecciones.

Entre las supermodelos internacionales, ¿cuál es tu favorita?

Isabeli Fontana, modelo brasilera. Fue la modelo de Dolce & Gabbana para la colección de primavera/verano 2011. Tuve la suerte de conocerla en un desfile en Europa. Además de ser 
hermosa, me 
impactó su sencillez.


 


Se habla mucho de la apariencia física de las modelos de pasarela: que
 son muy flacas, que presentan una imagen irreal de lo que es el cuerpo de una 
mujer normal... ¿Cuál es tu opinión al respecto?
Sí, lamentablemente pasa eso… el 
mercado exige no más de 90 [cm.] de cadera. En Milán, por ejemplo, no puedes tener
 más de 88 [cm. de cadera]
 para desfilar. Es imposible, y lo veo extremadamente no saludable tener
 una altura
 de 1 metro 80 (6 pies) o más y tener esa medida. ¡Imposible! En Argentina no es el caso, no es tan exigente como cualquier mercado de
 Europa. 
Pero sí hay productoras o diseñadores que pueden bajarte de un desfile,
 campaña o 
editorial por tener tal vez 92 o 93 de cadera.

¿Has pasado por esa experiencia?
Sí, me ha pasado. Recuerdo una vez en un fitting para un 
desfile
 de un diseñador bastante conocido en Argentina. Me sentí
 tan humillada
 con las barbaridades que me dijo, y yo teniendo 90 cm. de cadera, desfilando en las mejores pasarelas, para los mejores diseñadores…

 Considero que, sobre todo, se tiene que sentir bien uno mismo. Entrar en la 
locura a la que 
te lleva el mercado es lo peor que te puede pasar. Te vuelves completamente
 loca
 por querer llegar y te exiges más a ti misma, aun sabiendo que no es lo mejor para ti. Conozco miles de historias de 
compañeras. Y es por eso que pienso que hay que estar muy bien 
preparada
 mentalmente.
 No me parece elegante ver en pasarela chicas que se le noten todos los 
huesos. A la larga, pasa eso
 porque el 
mercado lo pide, lo desea y lo exige.




¿Cómo te preparas para una pasarela? ¿Haces alguna dieta o sigues un régimen de ejercicio
 específico?

La verdad es que no, no sigo ninguna dieta, nunca lo hice. Soy de comer 
muy sano.
 Prefiero la comida casera y no comprada, por ejemplo. Además, me gustan
 mucho los
 deportes. Juego al tenis cuando tengo tiempo en Argentina y, como 
entrenamiento 
diario, salgo a correr todos los días.



¿Qué consejo le das a las chicas que sueñan con ser modelos?


Que lo intenten, que todo se puede, que nada es imposible, que si realmente
 es lo que
 quieren, pueden llegar. Que si sienten ese deseo, le pongan toda su energía.
 Te pueden pisar mil veces y te pisarán mil más; pero si lo deseas, lo vas a
 lograr.
 Que sea ella que ilumine y se muestre tal cual es. 
Lo peor que puedes hacer es no intentarlo.



¿Dónde ves tu 
carrera en los próximos años?
 ¿Cuáles son tus sueños y objetivos?
Mi idea es seguir viajando y recorriendo cada mercado. Tal vez en cinco años pueda decir que recorrí el mundo entero (risas). Quiero eso y es donde me veo. En cuanto a mi sueño, lo cumplí y ahora vivo el día a día. Disfruto lo que me pasa y
 agradezco
 siempre el poder vivir de lo que realmente me gusta.

no votos

que opinas

COMENTARIOS