De viaje al Tibet con Vanessa Hauc

Entretenimiento

De viaje al Tibet con Vanessa Hauc

La conductora de televisión compartió con PeopleEnEspanol.com sus experiencias durante un reciente viaje al Tibet

Foto: Cortesia: Vanessa Hauc
Al viajar al Tibet en julio, Vanessa Hauc dejó atrás el estrés de estar frente a las cámaras. Pasó días lentos, meditando en templos budistas, recorriendo los Himalayas, hablando con monjes y compartiendo con aldeanos tibetanos. "Es de esos viajes que hay que hacer'', dice Hauc de este remoto destino donde estuvo tres semanas con su hijo Sacha Hauc, de 14 años. "Es un lugar increíble, parecía de otro mundo''.

Sin duda una frecuencia diferente a la de los estudios de Telemundo, siempre llenos de adrenalina, donde la colombiana de 34 años trabaja como presentadora substituta de Al Rojo Vivo con María Celeste Arrarás (Telemundo) y en el noticiero de la misma cadena junto a Pedro Sevcec.

"Para mí fue muy difícil aprender a meditar. Mi mente estaba saltando de un lado a otro'', admite Hauc, quien comenzó a explorar el budismo hace tres años. "No la podía poner en blanco''. Sin embargo con la ayuda de discos de meditación dirigida, la periodista colombiana de 34 años logró la hazaña. Actualmente medita a diario y respira profundo para relajarse cuando hay tensión en el set, llevando su mente a otro lugar.

Quizás en esos momentos viaje nuevamente al Tibet, a la cima del Monte Everest, que visitó junto a Sacha."El quedó fascinado", dice de su hijo, a quien un día encontró llorando conmovido frente a un Buda en uno de los templos en el Tibet. "Nunca me imaginé que iba a tener ese impacto en su vida''.

La espiritualidad también ha dejado su huella en la vida de la colombiana, ayudándola a sobrepasar su divorcio hace seis años del padre de Sacha. De hecho, él los acompañó en este viaje al Tibet y hoy mantiene una estrecha amistad con Hauc. "Logré perdonar, sanar mis heridas. Ahora digo a Dios gracias que me pasó'', reflexiona sobre el fin de su matrimonio de nueve años. "Me siento muy contenta de la mujer que soy hoy''. Su hijo también vive orgulloso de ella. "Es una mujer increíble'', dice Sacha de su madre. "Me enseñó a dar amor sin pensar en lo que puedo recibir a cambio''.

SI TIENES CUENTA DE FACEBOOK OPINA DEL ARTÍCULO AL FINAL DE LA NOTA

no votos

que opinas

COMENTARIOS