Dad Dáger: madre tenaz en pantalla y en el cotidiano

Entretenimiento

Dad Dáger: madre tenaz en pantalla y en el cotidiano

La actriz que interpreta a Clementina en Relaciones peligrosas nos habla de su experiencia como mamá por fertilización in vitro y de un niño bully en la novela. 

 

Dad Dáger

Foto: Cortesía de Media Connection

Si su nombre te parece inusual, es porque lo es. Pero a Dad Dáger le gusta su nombre libanés y, como te imaginarás, hay unas cuantas historias atadas a él. Como cuando utiliza su tarjeta de crédito, cada cajero que lee su nombre le pide luego una identificación.

Sin embargo, el nombre de esta actriz venezolana no es lo que más llama la atención en estos días. Dad encarna a Clementina en Relaciones peligrosas (Telemundo), la madre de DJ Max, un bully interpretado por el joven actor Danilo Carrera. Dáger dejó su país natal —donde cultivó una nutrida carrera en Radio Caracas Televisión— para unirse a este proyecto de Telemundo.

Ha sido un proceso de adaptación para ella, sobre todo el cumplir con los requerimientos de actuar en novelas hispanas en Estados Unidos. “Mi mánager me dijo que teníamos que trabajar el acento neutro, que ‘no debes sonar venezolana’”, compartió con People en Español en entrevista telefónica.

El logro de haber llegado hasta a un canal como Telemundo es sólo uno de los muchos que la enorgullecen. La actriz también quiere compartir con sus fans el haber sido madre a través de fertilización in vitro. “Lo hablo porque para mí ha sido una de las experiencias más grandes de mi vida. Es el mayor milagro de mi vida”.

Dáger considera esto algo muy especial porque eran muy bajas las posibilidades de que naciera su hijito Matías, quien hoy tiene 2 años. La actriz sufre de Síndrome de Asherman, en el cual las paredes de útero se adhieren. En algún momento quedó embarazada de forma natural, pero el bebé no se desarrolló al perder el latido cardíaco, situación que no desesperó a la tenaz madre.  

“Mis posibilidades de tener un bebé eran de un cinco a cuatro por ciento con el método in vitro. Esto se reduce a un dos por ciento, casi uno por ciento por el Síndrome de Asherman; por eso digo que Matías tenía que venir [al mundo]”, dice.

En su personaje de Relaciones peligrosas, Dáger también se ve atribulada como madre, pues su hijo DJ es un bully, aunque intenta rehabilitarse. “Fue bien fuerte, porque se disparan una cantidad de [cosas]; bueno, en mi país de ese tema no se habla”, contó.

Al culminar la novela, Dáger no está clara hacia dónde se dirige, pero lo que sí tiene claro es que quiere continuar en televisión. “Hay cosas que se están encaminando pero, bueno, hay que darle tiempo al tiempo”, finalizó.

no votos

que opinas

COMENTARIOS