Carlos de la Mota: "Soy apasionado y cuando voy por algo, voy por todo"

Entretenimiento

Carlos de la Mota: "Soy apasionado y cuando voy por algo, voy por todo"

Carlos de la Mota
Foto: Cortesía Televisa

Originario de República Dominicana, Carlos de la Mota dejó su profesión de arquitecto para cumplir su sueño de convertirse en actor. Lleva más de una década de carrera ininterrumpida, ha trabajado en cine, televisión y teatro, teniendo participaciones importantes en telenovelas como Destilando amor (Televisa), La fea más bella (Televisa) y sobre todo, Mañana es para siempre (Televisa), entre otras.

Dio un gran salto en su carrera al interpretar a Carlos Estrada en el teledrama Cuando me enamoro... se detiene el tiempo, donde comparte créditos con Silvia Navarro y Juan Soler.

¿Cómo te decides a convertirte en actor, luego de haber estudiado la carrera de arquitectura?
Cuando estaba en el colegio ya tenía inclinaciones por la actuación; siempre participaba en las obras del colegio y me la pasaba haciendo chistes y bromas o bailando; sin embargo, en República Dominicana es muy complicado vivir del teatro o la televisión porque, propiamente, no había una industria, eso me hizo descartar la actuación y entonces pensé: "Voy a estudiar arquitectura" que es algo que también me llena y es una forma de arte, tiene mucho parecido con la actuación porque necesitas comprender para poder plasmar. Afortunadamente, un día se presentó una oportunidad grande, que el destino me tenía preparada, para integrarme a un musical y desde entonces no he parado; soy una persona muy dedicada, muy apasionada y cuando voy por algo, voy por todo. Desde entonces la actuación se ha convertido en mi manera de ganarme la vida.

¿Cómo te sientes de trabajar en México?
Muy bien, es un país lleno de amor y que le abre las puertas a las personas que vienen a trabajar. Es un lugar donde nunca me he sentido extranjero, siempre he recibido mucho amor y, la carencia de mi familia, la he podido suplir con mis amigos y personas que han estado en mi vida.

Comparado con México, ¿qué tan diferente es trabajar en República Dominicana?
Hay mucha diferencia, no porque no haya calidad, sino porque propiamente la industria dominicana del entretenimiento no existe, no se producen telenovelas pese a que hay mucho talento.Por su parte, México es la meca de la televisión en Latinoamérica, hay tecnología y eso ofrece muchas facilidades. En mi país es un poquito más rudimentario.

¿Qué destacarías de tu personalidad?
Soy una persona alegre, feliz, muy amigable de naturaleza; vivo cantando, riéndome.No pretendo ser feliz simplemente, lo soy gracias a mi entorno, a mi familia, a mis amigos; realmente he tenido una vida muy hermosa.

¿Cómo te sentiste al formar parte de Cuando me enamoro?
Muy contento porque la telenovela ha tenido mucho éxito y mi personaje ha gustado; me siento afortunado porque eso de no depende de uno, depende de la suerte y del público. 

¿Cómo ha sido tu experiencia de trabajar con Silvia Navarro?
Es la segunda telenovela que hago con ella [la primera fue] Mañana es para siempre; antes de compartir escena ya la admiraba como actriz. He tenido la fortuna de convertirme en su amigo y por lo tanto, conocerla; ahora me doy cuenta que es mejor ser humano y persona, que ya es mucho decir, porque es una gran actriz. Me encanta lo que Silvia hace y con la naturalidad que lo hace. Aparte de admirar su trabajo, he podido aprenderle muchas cosas.

no votos

que opinas

COMENTARIOS