Arap Bethke no levantará falsos testimonios... ¿o sí?

Entretenimiento

Arap Bethke no levantará falsos testimonios... ¿o sí?

El actor mexicano regresa a su país a protagonizar El 8o mandamiento junto a Sara Maldonado,dispuesto a quitarnos el trabajo a los periodistas

Arap Bethke
Foto: Cortesía Talento Latino/Alberto Navarro

Aunque su acento no lo delata, su pasaporte y su apego a la tierra lo hacen más mexicano que "el Tri", bromea Arap Bethke, quien después de algunos años de ausencia regresa a su país a protagonizar la telenovela El 8o mandamiento, producida por Argos Comunicación, bajo la batuta de Epigmenio Ibarra.

Hijo de padre alemán y de madre chilena, el actor se define y proclama mexicano, porque aunque ha vivido y conocido diversas geografías para él: "México es mi tierra, donde crecí y donde definitivamente están sembradas mis raíces. Deseaba regresar a mi país a trabajar".

Y este regreso está marcado por un proyecto en el que el actor interpreta a Iván, el jefe de redacción de un periódico, donde la adrenalina de la cotidianidad noticiosa se verá reflejada en la pantalla chica. Los sobresaltos, las angustias y la lucha periodística por sacar una información a la luz pública serán retratadas.

En este proyecto Bethke, compartirá un rol protagónico con Sara Maldonado y Saúl Lisazo. "Me encanta este proyecto porque creo que romperá esquemas y que es una teleserie con una estructura muy distinta a la que estamos acostumbrados. Para empezar que se mezclará con el acontecer noticioso real, sin que pretendamos ser un noticiero o llevar una crónica diaria del país, pero sí situará a la audiencia en un contexto. La serie empieza con la noticia de que Osama Bin Laden ha muerto ¡Imagínate! Veremos discusiones editoriales. Es fascinante".

Aunque es normal que al histrión lo emocione tanto el mundo periosdístico, no en vano estudió comunicaciones en Australia y obtuvo un diploma que lo certifica como comunicador. "Pero la vida me fue llevando por otros caminos y terminé en la actuación".

A pesar de que el mundo del periodismo lo sigue emocionando y despertándole una adrenalina "incoparable. Me encanta ver como a lo largo del día esos seres apacibles que se presentan en las redacciones se van transformando en fieras para conseguir sus notas y para defenderlas como protagonistas de la primera página al día siguiente", asegura el actor, cuyo personaje además revoluciona de alguna manera la sala de redacción con sus ideas frescas, inyectándole juventud a los titulares y a la manera de tratar la información.

"Es un tipo estupendo, pero es controversial. Hacer este personaje me ha servido mucho para entender incluso el punto de vista de los paparazzi, que aunque hay mucha gente que no los quiere, pues también están haciendo un trabajo", asegura el actor quien fuera el protagonista de Los Victorinos (Telemundo).

"De alguna manera con esta serie se va a humanizar la cara de unos profesionales que han sido satanizados y no hablo de los paparazzi, sino de los reporteros en líneas generales. Los periodistas arriesgan mucho por informarnos, hay momentos en los que llegan hasta arriesgar sus vidas y allí están como sabuesos tras una nota. Creo que en la mayoría de los casos se mueven más por pasión hacia su oficio. Son como apóstoles de la información".

A pesar del gusto que le da asumir este nuevo reto actoral, con el cual deja atrás a personajes como el de narcotraficante que interpretó en la Reina Coronada (Telemundo) y el sicópata de Los Victorinos, también entiende que por la dinámica de la teleserie en sí, hay sectores de la sociedad a los que a lo mejor no les gustará verse reflejados en El 8o mandamiento, que declara: "No levantarás falsos testimonios ni mentirás".

"Espero que nadie agarre bronca con nosotros. Justamente hoy le estaba comentando a Saúl [Lisazo] que mejor como que pedimos que nos pongan guardaespaldas", bromea el actor, a quien en el fondo lo tiene sin cuidado el hecho de que pueda estar corriendo algún tipo de riesgo porque "es más el gusto y el placer que siento de regresar a mi país a trabajar en un proyecto como éste, tan bueno, tan diferente, con un equipo de actores y de compañeros tan maravillosos. Ni siquiera me doy permiso de sentir un poco de miedo porque no voy a permitir que nada empañe este momento".

no votos

que opinas

COMENTARIOS