Amy Winehouse murió por tomar demasiado alcohol

Noticias

Amy Winehouse murió por tomar demasiado alcohol

El nivel de alcohol en su sangre era cinco veces más del límite legal para conducir

Amy Winehouse
Foto: Getty Images

La muerte de Amy Winehouse, el pasado 23 de julio, fue la “consecuencia no deseada” de haber consumido alcohol en exceso, anunció la forense Suzanne Greenaway.
 
Con el planteamiento de que fue “una muerte por desgracia”, un patólogo declaró que la cantante de 27 años superaba en cinco veces el límite legal para conducir a causa de la ebriedad. Dos botellas grandes de vodka, así como una pequeña, fueron encontradas en el dormitorio de su hogar en Londres.
 
Winehouse era “inteligente, una mujer determinada que, por momentos, era capaz de abstenerse de consumir alcohol”, dijo la forense cuando anunció la causa del fallecimiento como “intoxicación por alcohol”. Los padres de la cantante estuvieron en la corte para escuchar el veredicto.
 
Antes, la doctora que atendía a la intérprete había declarado que el día antes de morir, Winehouse lucía calmada y coherente, capaz de mantener una conversación. “No quería morir, tenía su mirada puesta en el futuro”, agregó.

no votos

que opinas

COMENTARIOS