Alejandra Espinoza, Matteo,

Entretenimiento

Alejandra Espinoza, Matteo,

Alejandra Espinoza y Matteo en su fiesta de cumpleaños.

Foto: Mezcalnet.

Aunque para celebrar el primer cumpleaños de su hijo Matteo, Alejandra Espinoza tiró la casa por la ventana con una fiesta de temática de circo que incluyó juegos de feria y payasos, la presentadora de La Banda asegura que no quiere que su hijo sea materialista.

Para evitarlo, la mexicana de 29 años no lo colma de regalos. "No le compro tantos juguetes. Le compro uno y no le compro otro hasta que no se cansa ya de jugar con ese. Quiero que Matteo crezca como un niño normal", dice a People en Español  la mamá primeriza, quien viene de una humilde y unida familia. 

Así fue la fiesta de cumpleaños de Matteo

El regalo favorito de Matteo la pasada navidad fue un carrito rojo y amarillo que él aprendió a manejar. "El agarra el volante como niño grande. Es bien chistoso", cuenta la orgullosa mamá. Aunque vive dedicada al bebé, no lo sobreprotege, asegura Espinoza. “Estoy tratando de hacer lo que mi mamá hizo con nosotros. Mi mamá tuvo diez hijos. Donde iban todos, ahí tenía que ir el niño. Quiero que mi niño se acostumbre a eso. A mí me toca viajar un montón, estar de arriba para abajo, y quiero que esté a gusto en este ambiente que le tocó nacer”, dice.

RELACIONADO: Mira en qué andan los famosos

La guapa conductora — quien también ha hecho apariciones este año en el reality show Nuestra Belleza Latina (Univisión)— divide su tiempo entre Los Angeles y Miami. “Mi base ahora mismo es Los Angeles pero decidimos comprar en Miami porque queríamos tener algo para el niño, queríamos invertir en algo para él ¿y qué mejor que con una casa que fuese para él?", cuenta ella, quien siempre piensa en el futuro de Matteo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Eso sí, no ha tenido tiempo de decorar a su gusto su hogar en Miami, donde regresará pronto a grabar la nueva temporada del concurso musical. "Desde que la compramos tengo un sofá y un comedor. Yo arreglé el cuarto de Matteo, mi habitación, la habitación de mi hermano, y no tenemos nada porque compramos la casa y empezó La Banda. No tenía tiempo para arreglar la casa. Sí arreglamos la cocina, los pisos, la fachada de la casa, pero no le he dado cariñito. No tengo planes de regresar a Miami hasta La Banda, vendré un mes antes para poderme dedicar a la casa, para septiembre. Me gusta estar en Los Angeles. Vamos a cambiarnos a un apartamento más grande. Queremos comprar algo allá pero vamos paso a pasito”, concluye.

no votos

que opinas

COMENTARIOS