Aaron Hernández, acusado de asesinato

Noticias

Aaron Hernández, acusado de asesinato

Aaron Hernández en la corte de Attleboro, el jueves 22.

Foto: Jared Wickerham/Getty Images

El exjugador de los New England Patriots Aaron Hernández —de origen puertorriqueño— fue encausado este jueves de asesinato en primer grado por la muerte de su amigo Odin Lloyd, un jugador de fútbol americano semiprofesional de los Boston Bandits cuyo cuerpo fue encontrado en un parque industrial localizado a una milla del hogar de Hernández.

La demanda criminal de seis cargos por parte del jurado de la Corte Superior del Condado de Bristol de la división Fall River, acusa a Hernández de matar a Lloyd —de 27 años y quien era novio de la cuñada de Hernández— además de otras cinco cargos relacionados con armas de fuego, reportó People.

Hernández, de 23 años, se declaró inocente ante todas las acusaciones en junio y se encuentra detenido en una cárcel del condado de Bristol sin posibilidad de fianza. Sus abogados dicen que el caso en su contra es circunstancial y que están confiados en que podrán limpiar su nombre.

El jugador había firmado un contrato con el equipo de los Patriots por $40 millones de dólares el verano pasado pero fue relevado horas después de su arresto el 26 de junio. De ser hallado culpable, podría enfrentar cadena perpetua.

El 17 de junio, un corredor encontró el cuerpo de Lloyd en el parque industrial North Attleborough. Su madre, Ursula Ward, lo recuerda como un hijo cariñoso que nunca lastimó a nadie e imploró a las autoridades que se haga justicia.

Por su parte, la fiscalía sostiene que Hernández orquestó la muerte de Lloyd porque estaba molesto con él por haber hablado con una gente en un club nocturno donde ambos habían estado días antes. La fiscalía asegura que Hernández y dos de sus socios, Ernest Wallace y Carlos Ortiz, recogieron a Lloyd en su casa y lo llevaron al vecindario Dorchester en Boston el 17 de junio y de ahí se dirigieron al parque.

El último mensaje de texto
Según las autoridades, momentos antes de su muerte, Lloyd envió varios mensajes de texto a su hermana donde le preguntaba si había visto con quién abordó el coche en Boston, para luego contestar él mismo la pregunta de una manera que solo su hermana entendería: “NFL”, según comentó la familia de Lloyd. Y luego escribió: “Solo para que sepas”.

Momentos después de haber enviado ese último mensaje, según dicen las autoridades, Lloyd falleció tras los disparos que se escucharon en un área de construcción cerca de una bodega donde aparentemente se bajó del coche a lo que él creía era el baño.

Las autoridades aún no han revelado quien disparó el arma, pero de acuerdo a documentos de la corte, Ortiz confesó a la policía en Florida que Wallace le comentó que había sido Hernández.

Wallace se declaró inocente al cargo de cómplice y Ortiz al cargo relacionado con armas de fuego. Ambos se encuentran bajo arresto sin fianza.

Por otro lado, las autoridades han declarado que no han encontrado el arma del crimen, la cual se cree es una Glock Pistol calibre 45 y de la cual se han encontrado balas en la camioneta Hummer de Hernández, así como munición del mismo calibre dentro del condominio que éste rentaba en Franklin, Massachusetts.

no votos

que opinas

COMENTARIOS